300 alumnos de cuarto de primaria de los colegios montillanos y del colegio Alonso de Aguilar, de Aguilar de la Frontera, han participado en “Ponte en mi lugar”, actividad que organizan de forma conjunta los Servicios Sociales Municipales, Aprosub y ANFIMO.
Utilizando la pista central del pabellón de deportes montillano, estos alumnos han estado dirigidos por los estudiantes del ciclo de actividades físico deportivas del IES Emilio Canalejo, en una actividad que pretende que los pequeños puedan experimentar en propia carne las situaciones que a diario tienen que vivir las personas con discapacidad, reflexionando sobre las dificultades que presenta el acceso al entorno de estas personas. Para ello se programaron distintas actividades en las que los alumnos tenían que hacer recorridos en sillas de ruedas, con los ojos tapados o sin poder utilizar distintas partes de su cuerpo.
Entre los objetivos perseguidos con la actividad esta´el fomentar en los niños y niñas actitudes positivias y valores de solidaridad, tolerancias y respeto hacia las personas con discapacidad.