Alrededor de 700 escolares de Montilla han pasado por el Parque Infantil de Tráfico y Seguridad para realizar los ejercicios prácticos de las actividades de educación vial que viene recibiendo durante este curso escolar por parte de efectivos de la Policía Local.  

Los alumnos de 2º de Primaria del CEIP San José han sido, con su visita, los encargados de clausurar el curso escolar en el parque de tráfico con unos ejercicios de simulación de conducción a los que asistieron el alcalde de la ciudad, Federico Cabello de Alba, y el director del parque, Francisco Gallardo.

En los últimos meses y como continuidad a las cuatro clases teóricas impartidas en los centros, los 700 menores de los ocho colegios y dos institutos del municipio –de los niveles de 2º y 4º de Primaria y 2º de ESO- han tenido la oportunidad de llevar a la práctica, al volante de diferentes vehículos, las normas que rigen el tráfico.  

En palabras del director del parque, “los ejercicios prácticos subidos en bicicletas, coches monoplazas y motocicletas, según la edad, son los que más le divierten, pero también los más necesarios para asegurarnos que han captado el mensaje de que es la seguridad la que debe primar en todo momento en la circulación de vehículos y peatones”.

Para Federico Cabello de Alba, “la educación es primordial si la unimos a conceptos como tráfico y seguridad”. “Todos formamos parte del tráfico, tanto en ciudad como en carretera, prácticamente desde que nacemos, de ahí la importancia que tiene que la formación vial se aborde desde los colegios como se está haciendo”, abundó. El regidor montillano agradeció “la colaboración” de los centros educativos y el “trabajo voluntario” de los agentes participantes en este proyecto.   

Demanda comarcal
El alcalde declaró durante su visita a las instalaciones situadas junto al polideportivo municipal la necesidad de corregir “algunas deficiencias técnicas que hemos advertido en varios puntos del parque”, para lo que “hemos establecido contacto con la empresa constructora y estamos a la espera que se su puedan subsanar a la mayor rapidez”.

En este sentido, Cabello de Alba confirmó que “esas deficiencias no son incompatibles con la actividad propia del parque”, si bien quiso vincular esas correcciones para atender “las diversas peticiones de uso de este recinto que nos han hecho llegar tanto colectivos de nuestra ciudad como centros escoalres de la comarca”.

El Parque Infantil de Tráfico abrió sus puertas en noviembre de 2010 tras una inversión de 560.000 euros, de los que el 65% fueron aportados por la Consejería de Gobernación y el 35% restante por el Consistorio montillano.