Aguas de Montilla está interviniendo durante los meses de junio y julio en la mejora de diferentes puntos de la red pública de abastecimiento de agua con un presupuesto que asciende a 260.000 euros, según ha dado a conocer el presidente de la entidad, el teniente de alcalde de Hacienda, Miguel Navarro.

La intervención que sigue abierta en estos momentos se sitúa en los depósitos de agua situados en la Cuesta de la Bernardina, en la Sierra de Montilla. Aquí la actuación consiste en intercalar nuevas válvulas motorizables en la conducción general de abastecimiento, a lo que seguirá las tareas más habituales de mantenimiento y adecuación de las instalaciones. Por esta razón la empresa se vio obligada a suspender el suministro de agua en la madrugada del día 20 de junio, si bien se descartan nuevos cortes. El coste de este proyecto asciende a 60.000 euros.

De forma paralela, Aguas de Montilla está culminando la reparación del colector de aguas residuales del Madroño, un proyecto en el que el personal técnico de la empresa mixta lleva trabajando varios meses con un presupuesto de 200.000 euros. A esta obras de mejora se le suman la reparación de urgencia del tramo del colector general que discurre por la Huerta La Jaula en las inmediaciones de la estación depuradora.  


Cambio de sede

Miguel Navarro ha informado también del inminente traslado de las oficinas de Aguas de Montilla hasta el barrio del Gran Capitán. La empresa dejará el local ubicado en la Plaza Dolores Ibarruri para instalarse en la calle Conde de la Cortina, esquina calle Manolete, en un plazo aproximado de un mes.

Con el cambio a la nueva sede, de mayores dimensiones, “la atención a los clientes mejorará considerablemente, con más espacio para los propios empleados, dando respuesta así a una necesidad que la empresa llevaba tiempo detectando”.