El alcalde de Montilla, Federico Cabello de Alba, y la presidenta de la Asociación de Padres y Protectores de Discapacitados Intelectuales (Aprosub), Ángela Amate, han firmado un convenio que permitirá que tres jóvenes alumnos del colegio de educación especial de El Molinillo realicen prácticas laborales en el Ayuntamiento. “Concretamente, serán prácticas como ayudantes de jardinería, que llevarán a cabo en las zonas verdes municipales”, ha puntualizado el regidor. Federico Cabello de Alba ha explicado asimismo que la duración del convenio rubricado será la del curso escolar. El alcalde ha destacado que los alumnos desarrollarán esos trabajos un día a la semana, “los miércoles”.

Ángela Amate ha agradecido “esta oportunidad para reforzar su integración que les da el Ayuntamiento a los alumnos” a través del convenio y ha insistido en que “estos jóvenes forman parte de la sociedad de Montilla y así lo sienten; desde Aprosub estamos trabajando por la integración de personas discapacitadas como ellos, y no sólo socialmente, sino también laboralmente, aunque ahora esto último es complicado no sólo por las pocas posibilidades que hay sino también porque aún hay muchos prejuicios en la sociedad”. La presidenta de Aprosub ha añadido que  “tenemos que lograr que esos prejuicios desaparezcan”.

En el acto de la firma del convenio también ha estado presente el director de El Molinillo, Andrés Ponferrada, quien asimismo ha agradecido “esta oportunidad en todos los sentidos que nos da el Ayuntamiento” y ha resaltado que “estas prácticas normalizadas, en ambientes normalizados, son un complemento a la formación escolar de unos alumnos que en nuestro centro están aprendiendo el oficio de la jardinería”.

El monitor de jardinería a cuyas órdenes estarán los jóvenes, Lorenzo Martín, ha calificado las prácticas como “muy positivas, prueba de ello es que las repiten año a año. Este es ya el séptimo curso en el que las hacemos y el alumno que comienza con ellas siempre continúa”, ha aseverado. El monitor ha destacado que “con estos trabajos se les da la oportunidad además al alumno, a través de ese contacto con el mundo laboral, de que mejore su autonomía, su destreza y su autoestima, y con ello se sienta parte de la sociedad”. Entre otros trabajos, los alumnos prepararán sustratos, colocarán semillas, retirarán malezas, plantarán esquejes, cortarán el césped y regarán los parques y jardines del municipio. “Lo ideal es que hagan la mayor variedad de trabajos posibles”, ha indicado Lorenzo Martín, quien ha añadido que “por ello, en alguna que otra ocasión también hemos llevado a cabo alguna que otra plantación de árboles y desarrollamos la actividad formativa laboral en distintos escenarios”. El monitor ha informado de que los tres alumnos que realizarán las prácticas ya las llevaron a cabo el curso pasado, ya que lo ideal es que cada uno, dependiendo de sus circunstancias, las desarrollen durante dos o tres años”.