El alcalde de Montilla, Rafael Llamas y la teniente de alcalde del área Sociocultural, Mujer y Participación Ciudadana, Conchi Espejo, junto con representantes de las AMPAS de los colegios San José y Beato Juan de Ávila han informado esta mañana de la inversión que se va a realizar en estos centros para sustituir las calderas y la carpintería metálicas. Además durante el próximo año también se sustituirá la caldera en el colegio Gran Capitán.

 

En total estamos hablando de una inversión cercana a los 430.000 euros, de los que el 70% corresponden a una subvención de la Agencia Andaluza de la Energía, dependiente de la Junta de Andalucía, y el 30 % restante se realiza con fondos propios del Ayuntamiento”, indicaba Rafael Llamas. El máximo edil montillano añadía que estos proyectos se presentaron al organismo autonómico el pasado curso, y se acometerán durante este año ya que hay recogida una partida para ello en el presupuesto municipal.

 

Por colegios, las actuaciones que se van a desarrollar van encaminadas a mejorar las condiciones de habitabilidad y eficiencia energética de los edificios. Así en el CEIP San José se va a realizar el cambio de caldera (en torno a 40.000 €) y la carpintería metálica de las ventanas del edificio (100.000 €). En el CEIP Beato Juan de Ávila la actuación comprende la sustitución de la caldera (42.000 €) y la sustitución de la totalidad de las carpinterías del edificio (200.000 €). Por último en el CEIP Gran Capitán se sustituirá la caldera (48.000 €).

 

Estas actuaciones permitirán mejorar las condiciones en las que los alumnos dan clase al tiempo que mejorará el consumo energético de los centros. Seguimos por tanto avanzando en el proyecto de tener una ciudad más sostenible y respetuosa con el medio ambiente”, añadía Rafael Llamas.

 

En la misma línea se expresaba Conchi Espejo, quien resaltó que los centros educativos montillanos son edificios antiguos que necesitan actuaciones “para mantener el nivel de la oferta educativa que reciben los alumnos que cursan sus estudios en dichos centros. Es una apuesta que hacemos por la educación, ya que contar con unos espacios educativos más confortables redundará en mejorar el bienestar de los estudiantes”. Además Conchi Espejo añadió que estas actuaciones que inciden en la eficiencia energética repercutirán en el futuro en las arcas municipales.

 

Durante la visita al colegio San José, el alcalde montillano avanzó que el próximo proyecto a realizar en este centro es habilitar un espacio cubierto, tal como ya se recogió en una moción aprobada por el Pleno de la Corporación. Una inversión que Rafael Llamas calificó de necesaria y para la que “hay que comenzar a trabajar por la corporación actual y la que salga tras las próximas elecciones municipales para que, mediante la cofinanciación con la Junta de Andalucía, este proyecto pueda ser realidad”.

 

Desde las AMPAS de los respectivos colegios han mostrado su satisfacción por esta inversión que va a mejorar las condiciones en que se desarrollan las clases, repercutiendo así en el rendimiento de los alumnos.