Las obras de la Plaza Víctimas del Terrorismo han concluido con una última fase en la que se han invertido 51.258 euros con cargo al Programa de Sostenibilidad Urbana Ciudad 21 de la Junta de Andalucía, ha informado la teniente de alcalde de Desarrollo Urbano, Ana Belén Feria, quien ha añadido que “estas actuaciones, ejecutadas por la firma local Padillo Instalaciones y Obras, se han prolongado durante cuatro meses y han consistido, fundamentalmente, en la dotación de jardinería y mejora de su urbanización, con la incorporación de elementos de mobiliario urbano y la creación de una zona de juegos para niños”.

Ana Belén Feria ha detallado que, entre otras actuaciones, se han plantado árboles, completado el riego por goteo, instalado un espacio de aparcabicis y creado un circuito de circulación de agua con el objetivo de evitar un consumo excesivo. Esta nueva red supondrá un ahorro de agua; ya que permitirá utilizar aguas residuales sin contaminar, evitará el mojado de las áreas adyacentes y administrará el riego en cantidades reducidas. Las actuaciones también han incluido la ubicación de papeleras de material reciclado y un dispensador de bolsas de pipikán. La anterior actuación en el recinto, correspondiente a las Obras Proteja de la Junta de Andalucía, ya incluía la instalación de una red de abastecimiento que da servicio a dos fuentes. En esta última actuación se ha contemplado la ubicación de motor compacto especialmente fabricado para su instalación en una fuente ornamental con su correspondiente cuadro de maniobra, la línea eléctrica que da suministro a la misma y la instalación de fontanería necesaria, así como un interruptor de horario digital; todo ello pensado para el ahorro de energía eléctrica.

Además, se ha creado unas zonas de juegos infantiles comprendida por una zona principal, que respeta los árboles de hoja caduca existentes en el lugar, otra destinada a juegos con arena y una última conformada por un montículo de césped artificial.

En el diseño de la actuación han participado trabajadores pertenecientes al Ayuntamiento de Montilla. “Concretamente, se trata de los arquitectos Josefa Jiménez y Francisco Palma”, ha indicado la teniente de alcalde.

Serán más de 2.250 los vecinos que se beneficiarán directamente del uso de la plaza Víctimas del Terrorismo –aquellos que viven en su entorno-, un número que se verá claramente incrementado dados los equipamientos y edificios comerciales de relevancia situados en dicho entorno, como la estación de autobuses, la sede de la Policía Municipal, la Delegación de Hacienda o el Área de Urbanismo y Medio Ambiente del Ayuntamiento de Montilla.

Estos más de 51.000 euros invertidos en la última fase vienen a sumarse al presupuesto con el se ejecutó la construcción de la plaza, con cargo al Proteja, y que superó los 100.000 euros.