“La aprobación del PGOU es una buena noticia para Montilla, ya que el Ayuntamiento cuenta ya de esta manera con una herramienta para poder trabajar en materia urbanística, aunque en nuestra opinión no es la herramienta ideal dado que tanto el Plan de Ordenación del Territorio de Andalucía (POTA) como el Plan del Sur de Córdoba (POTSURCO) le han afectado negativamente”, ha detallado el alcalde de la ciudad, Federico Cabello de Alba. “Una cosa es ordenar el territorio de manera que protejamos el medio ambiente y otra es hacerlo de manera que asfixie completamente la capacidad de crecimiento y desarrollo que tengan los municipios andaluces”, ha recalcado. Federico Cabello de Alba ha insistido en que “no obstante, lo que es cierto es ya disponemos por fin de un plan que pone punto y final a muchos años de normas subsidiarias y que posibilita que algunas zonas de Montilla puedan comenzar a desarrollarse de una forma más organizada”.

La Comisión Provincial de Ordenación del Territorio y Urbanismo de Córdoba aprobó el pasado viernes ese documento urbanístico que permitirá definir el diseño futuro de la ciudad. La aprobación del Plan General permitirá que Montilla reserve suelo para la construcción de 2.640 viviendas, de las que 913 serán protegidas. El documento clasifica 3,6 millones de metros cuadrados de nuevo suelo urbano y 1,3 millones de metros cuadrados de suelo urbanizable, lo que supone un 3% de la superficie del término municipal.

El Plan considera de especial importancia la dotación y localización de los espacios libres y zona verdes, valorándolos en una doble dimensión, por un lado, por su capacidad espacial y paisajística de articulación urbana y, por otro, como factor esencial para alcanzar unos niveles adecuados de calidad ambiental. En este sentido, recoge 476.256 metros cuadrados de espacios libres -9,41 metros cuadrados por habitante- y 225.646 metros cuadrados para equipamientos establece 

Según datos de la Junta, la aplicación del PGOU supondrá una inversión total que alcanza los 166,4 millones de euros, de los que el 87,11% corresponderá a la iniciativa privada y el resto a la pública.  

El regidor ha destacado la complejidad del PGOU, “que ha necesitado nueve años de tramitación, años que incluyen su readaptación al POTA y más tarde al POTSURCO, a pesar de que este último plan ni tan siquiera está aplicado; por eso, hemos dejado constancia de que no nos parecía lógico que hubiera que someter nuestro PGOU a esas normas restrictivas y bastante poco flexibles del POTSURCO, dado que este último fue aprobado por la Junta el pasado diciembre y nuestro PGOU fue aprobado en Pleno en mayo de 2011”, ha detallado. Además, ha explicado que  dos días antes de la aprobación definitiva del plan general “se nos citó en Córdoba al Ayuntamiento para darnos un informe en el que se nos planteaban cuestiones que nos sorprendieron, como, por ejemplo, que de los terrenos reservados como no sectorizados en previsión de un futuro desarrollo de área logística nos proponían que se eliminaran la mitad, asegurando que no se adaptaban a lo fijado por el Plan del Sur de Córdoba. Afortunadamente, hemos logrado que la Comisión Provincial de Urbanismo no lo haya visto de esta manera y que haya entendido la necesidad que tiene Montilla de esos terrenos con independencia de que el COSURCO los dejara desprovistos de esa cualidad de área de oportunidad; esos terrenos estarán destinados a la iniciativa privada, algo tremendamente necesario para Montilla”.

El alcalde ha indicado que otro de los puntos de “discusión álgida” y que no se ha atendido ha sido la pretensión del Ayuntamiento de flexibilización en el cómputo de las viviendas incluidas en el plan atendiendo a todas esas áreas que están aún por desarrollar, con la intención de ir equilibrando el crecimiento urbanístico. “El PGOU sobrepasa, con respecto a la norma 45 del POTA, en 500 el número de viviendas que a nuestra ciudad le corresponden por territorio y número de habitantes, lo que supone una situación esperpéntica”, ha criticado.

Con respecto a las cargas, Federico Cabello de Alba ha adelantado que los Servicios Urbanísticos Municipales están trabajando para que los módulos urbanísticos de aprovechamiento por unidad, “que estaban en 25 euros, puedan bajar hasta los 19 ó 17 euros, y por lo tanto sea más barato acometer esas áreas de crecimiento”.