Los trabajadores despedidos de Eurovent que estos días protagonizan diversas movilizaciones por la ciudad, han llevado esta mañana sus protestas hasta el salón municipal de Plenos, donde han sido recibidos por el alcalde Federico Cabello de Alba y los concejales del equipo de gobierno José Manuel Lucena y Miguel Navarro.

Este grupo de trabajadores, según han explicado sus representantes, querían con esta reunión trasladarle de primera mano a los representantes del gobierno local las deudas, pese al despedido, que la empresa Eurovent mantiene con ellos. En concreto, los trabajadores se quejan del impago de tres nóminas pendientes de años pasados, del salario de los días del presente mes de abril que estuvieron contratados y de la indemnización que les corresponde por el despido.

Ante estas informaciones, el alcalde se ofreció a actuar como “mediador” entre los trabajadores despedidos y la empresa, manteniendo una “independencia que nos permita alcanzar la solución a este problema”. Cabello de Alba, que aseguró respetar el calendario de movilizaciones planteado, se comprometió a informar a los representantes de los afectados del resultado de los contactos que mantenga con la empresa.