El delegado de Promoción Económica, Innovación y Turismo, Manuel Carmona, junto con el responsable del centro provincial de CADE en Córdoba, Juan Carlos Flores, han visitado esta mañana el curso que sobre escaparatismo y merchandising se ha celebrado en el aula de formación del edificio Solera.

 

Manuel Carmona ha recordado que esta acción formativas se enmarca dentro del acuerdo de colaboración que el Ayuntamiento de Montilla mantiene con otras entidades como el CADE para el apoyo al sector empresarial montillano. “Desde la Estrategia Local Emprendedora nos propusimos crear un ecosistema apropiado para que los emprendedores y empresarios puedan poner en marcha sus proyectos y qué mejor manera que a través de la formación”, explicó el responsable de Promoción Económica. “Dentro de la Estrategia Local Emprendedora tenemos varias líneas de trabajo. Por un lado apostamos por la financiación de emprendedores y empresas, y como prueba la línea de ayudas a la modernización y consolidación que se presentó la semana pasada, que es la cuarta línea de apoyo económico que ponemos en marcha este año, que en esta ocasión va enfocada directamente al apoyo del comercio y las hostelería”. Carmona ha apostado por seguir trabajando en la formación de los emprendedores y empresarios “para darles más habilidades y hacerles más competitivos en un mercado global como el actual”.

 

Por su parte, desde el CADE se señala que esta acción se enmarca dentro de un conjunto de 5 actuaciones que se están realizando en la zona centro regional de Andalucía Emprende, con talleres de este tipo en Villaviciosa, Córdoba, Puente Genil, Aguilar y en Montilla “para apoyar a los centros comerciales y tiendas físicas, comercios y empresas que tienen que vender de cara al público, una actuación que entendemos de interés ya que los comercios consolidan la población y el tejido productivo local”, indicó Juan Carlos Flores.

 

El taller ha estado impartido por la empresa Incentifor, que lo ha organizado en dos partes, una primera teórica y otra práctica, que ha consistido en un recorrido por las calles montillanas analizando distintos escaparates haciendo diagnósticos y posibles mejoras en los mismos.