El Ayuntamiento de Montilla ha anunciado esta mañana que el pozo de agua de Santa María, de titularidad municipal, estará a disposición de los agricultores del municipio antes del verano para su uso en los tratamientos agrícolas.

El concejal de Agricultura, Miguel Navarro, ha confirmado que la instalación del sistema informático que regulará el uso del pozo ya ha concluido y que sólo resta que el Pleno municipal apruebe la tasa fiscal, un trámite que podría tratarse en la sesión del mes de junio. Durante este plazo, los servicios técnicos municipales trabajarán en la adecuación del exterior de la instalación.

El suministro controlado de agua se realizará mediante una tarjeta de prepago que los agricultores deberán solicitar en las oficinas municipales, una vez identifiquen la finca agrícola –de la que son propietarios o arrendatarios- para la que solicitan el agua. “La cantidad de metros cúbicos de agua solicitados solo se podrán destinar a las tareas propias de tratamiento agrícola, no para riego”, puntualizó el edil.   

Miguel Navarro indicó que “este pozo viene a dar respuesta a una demanda de los agricultores montillanos manifestada en numerosas ocasiones en el Consejo Local Agrario” y sobre las previsiones de uso, el concejal declaró que “existe una estimación inicial de que alrededor de 500 agricultores puedan solicitar agua de este pozo, pero habrá que esperar a que entre en funcionamiento para cuantificar la demanda final”
 
El pozo de Santa María es una proyecto en el que el Ayuntamiento montillano ha venido trabajando desde 2007 con diferentes inversiones con cargo al Profea. La última se realizó en la convocatoria de 2011 con una inversión de 35.500 euros, utilizados para la sustitución del forjado y cubierta, el picado y posterior revoco de sus muros, la dotación de solera y distribución interior, y la dotación de carpintería metálica en puertas.

Sugerencias sobre los caminos
El concejal de Agricultura del Ayuntamiento de Montilla se refirió también durante su comparecencia ante los medios de comunicación al bando municipal publicado hace unos días sobre los caminos municipales. “Se ha pretendido solicitar la colaboración de los agricultores en la conservación de los caminos, dado que estamos ante un año que ha llovido por encima de la media, lo que está repercutiendo negativamente en su estado”, declaró.

Entre las sugerencias recogidas en el citado bando, desde el Ayuntamiento se pide a los agricultores que mantengan limpios los pasos en las entradas a las fincas, que no rellenen con tierra u otros materiales las cunetas y que eviten, en la medida de sus posibilidades, que los restos de poda y tala obstaculicen los pasos.