“El Ayuntamiento de Montilla ha emprendido una campaña encaminada a propiciar una mayor limpieza de la ciudad, respondiendo así a las demandas ciudadanas y a la preocupación que sobre asunto también tiene el equipo de gobierno”, ha informado la teniente de alcalde de Desarrollo Urbano y Servicios Públicos, Ana Belén Feria, quien ha explicado que, para ello, la Policía Local ha incrementado la vigilancia dentro del término municipal “con el objetivo de velar por el cumplimiento de las ordenanzas municipales de limpieza viaria y tenencia de animales domésticos”.

Ana Belén Feria, quien ha estado acompañada durante la presentación de la campaña por el jefe de la Policía Local, José Carmona, ha insistido en que “se trata de sancionar de manera severa a aquellos que actúan de manera incívica y a quiénes realizan actos vandálicos”. “Tenemos a agentes de paisano de servicio vigilando por distintos enclaves de Montilla; éstos, cuando descubren a alguien infringiendo esas ordenanzas municipales, avisan a una patrulla de agentes uniformados, que son quienes multan”, ha especificado José Carmona, quien ha añadido que “además de evitar el vandalismo, se persigue, por ejemplo, evitar que se dejen sin recoger los restos orgánicos de los perros o que se dé de comer, como está ocurriendo, a los gatos en distintos parques, algo que también está penado”. José Carmona también ha detallado que se vigila estrechamente que los perros peligrosos vayan por la calle y las zonas verdes con bozal y atados, “y además, estamos vigilando de manera muy estrecha que se cumpla lo estipulado en la Ley de Botellón; de hecho, muchas de las denuncias que llevamos hasta el momento están relacionadas con la bebida de alcohol en la vía pública y zonas verdes de la ciudad. Debemos recordar que hay una zona habilitada por el Ayuntamiento para ello; no se puede beber alcohol en una zona pública fuera de la zona de botellón”.

“Todos tenemos que concienciarnos de que debemos de colaborar en mantener limpia Montilla; tan sólo se trata de respetar las normas de convivencia. No hemos tenido más remedio que actuar con estas medidas, que para nosotros no son nada agradables de tomar,  debido a las numerosas quejas vecinales que nos han llegado al respecto”, ha resaltado la teniente de alcalde, quien al igual que el jefe de la Policía Local han pedido la colaboración ciudadana. “Es lamentable que se haya tenido que llegar a esta situación cuando se conoce que existen unas ordenanzas municipales que sancionan ciertos comportamientos incívicos y cuando, tras su aprobación en Pleno, se le ha dado la suficiente publicidad para que fueran conocidas”

Ana Belén Feria ha recordado que las infracciones contra la ordenanza de limpieza viaria oscilan entre los 75 y los 9.000 euros, dependiendo de si esas infracciones son consideradas leves, graves o muy graves. Entre las infracciones leves  -multadas con entre 75 y 300 euros- están tirar a la vía pública residuos sólidos de pequeño tamaño, lavar el vehículo o maquinaria en la calle, la limpieza o lavado de animales en la vía pública, el esparcimiento de basura fuera de los contenedores o cualquier conducta que afecte a las operaciones de recogida de residuos. “Entre las graves, sancionadas con entre 301 y 1.500 euros, figuran, entre otras, ensuciar la calle a consecuencia de efectuar obras, el abandono de muebles y enseres en la vía pública, el deterioro de equipamientos, infraestructuras o instalaciones municipales, el depósito de basura fuera de los contenedores y verter agua sucia en la calle”, ha recordado la teniente de alcalde, quien ha añadido que “las faltas muy graves, sancionables con entre 1.501 y 9.000 euros, incluyen, entre otras, ensuciar la calle como consecuencia de un acto vandálico, la producción de un daño grave al medio ambiente y depositar en los contenedores residuos con material inflamable”.

La responsable municipal de Servicios Públicos ha recordado, asimismo, que la ordenanza municipal de tenencia de animales prevé sanciones que van de los 75 a los 30.000 euros. “Entre las infracciones leves, penadas desde 75 hasta 500 euros en el caso de animales domésticos, está incluida la no recogida inmediata de los excrementos evacuados por el animal de compañía en la vía pública; y entre las infracciones graves, sancionadas con entre 300 y 2.404 euros en el caso de los animales potencialmente peligrosos, figura, entre otras, tener al animal sin bozal en lugares públicos o no sujeto con cadenas”, ha recordado Ana Belén Feria.