La deuda financiera del consistorio se ha reducido desde 2011 en 2 millones de euros

 

 

 

El Teniente Alcalde Delegado de Hacienda, Miguel Navarro, ha presentado el cierre del ejercicio 2013 que esta noche se llevará al Pleno Municipal. El responsable de Hacienda ha explicado que el año pasado se cerró el ejercicio con un superávit de 954.153€, lo que sumado al superávit obtenido en 2012 ofrece un remanente de tesorería acumulado de 1,9 millones de euros.

 

Miguel Navarro ha explicado que este saldo positivo se debe a la buena ejecución que se ha realizado del presupuesto municipal para 2013, cifrado en 16,8 millones, ya que se han incrementado los ingresos en un 3% de media con respecto a lo inicialmente presupuestado, mientras que se ha gastado el 95% de lo contemplado en el presupuesto.

 

Estas cifras permiten cumplir con el equilibrio presupuestario que exige la legislación y sobre todo arroja un remanente positivo que permite poder afrontar futuras inversiones en el municipio.

 

Navarro también ha hecho referencia a la deuda financiera que soporta actualmente el municipio, que ronda los 18,4 millones de euros, lo que supone que desde 2011, cuando la deuda estaba en 20,5 millones, “se ha conseguido reducir lo que se debe a los bancos prácticamente en 2 millones de euros”.

 

En estos dos años de gobierno “se ha conseguido controlar el déficit estructural que venía arrastrando el Ayuntamiento”, situando las arcas municipales tras la liquidación del presupuesto de 2013 “en unos niveles correctos”.

 

Esta situación económica permite seguir pagando a los proveedores dentro de los plazos establecidos para no incurrir en morosidad.

 

Miguel Navarro ha indicado que el camino a seguir es “continuar manteniendo el control sobre el gasto en el actual presupuesto” ya que esto, unido a la disminución de la deuda, permitirá acometer inversiones que en los últimos años no se han podido realizar por la situación financiera del consistorio.