El Ayuntamiento de Montilla ha ordenado el corte del suministro eléctrico de las tres estaciones de telefonía móvil ubicadas en la calle Río de la Hoz, propiedad de Vodafone y France Telecom, por carecer de la preceptiva licencia urbanística de instalación.

El anuncio lo ha hecho esta mañana la teniente de alcalde de Desarrollo Urbano, Ana Belén Feria, durante una comparecencia pública para informar de las actuaciones que en esta materia viene realizando el Consistorio en los últimos meses. La concejala montillana anunció que “se han dado instrucciones a la compañía Endesa-Sevillana para que corte el suministro eléctrico de las tres estaciones de la calle Río de la Hoz en breve plazo de tiempo”.

Esta medida supondrá la “desconexión definitiva” de las antenas puesto que “ni tan siquiera procede la legalización de las mismas”, según comunicó Feria. “Hemos trasladado a las empresas telefónicas, vía decreto de Alcaldía, que la instalación de estaciones bases de telefonía móvil en ese lugar del callejero urbano no es compatible con la ordenación urbanística hasta que no se desarrolle el Área de Reforma Interior (ARI-11) como marca el PGOU”, por lo que la legalización de dichas instalaciones no es posible actualmente.

Fueron los vecinos de los alrededores de la calle Río de la Hoz los que presentaron el 26 de octubre de 2012 un escrito denunciando la existencia de una antena de telefonía móvil que “carece de todo tipo de documentación de licencia municipal, incumpliendo normas de edificación y sin boletín de industria en el suministro eléctrico”. Además, en su denuncia los vecinos indicaban que “las personas que estamos en los limítrofes de este repetidor estamos recibiendo gran cantidad de radiaciones…, que producen efectos nocivos para la salud”.  

Tras recibir la denuncia ciudadana, el Ayuntamiento de Montilla constató la instalación en la parte de hasta tres repetidores en la parte trasera de una nave industrial localizada en el número 17 de la calle, conociendo por la Secretaría de Estado de Telecomunicaciones que la puesta en funcionamiento de las tres antenas se remonta a 2006, 2007 y 2010.

En referencia al origen de la denuncia, la representante del Gobierno local agradeció “la colaboración de los vecinos” en este tema y remarcó “que la celeridad de las acciones municipales practicadas en estos tres últimos meses compensa la escasa eficacia de la labor inspectora del propio Ayuntamiento desde el año 2006”.

La edil abundó que “una vez cancelado el suministro eléctrico, se les instará a las empresas propietarias a la restitución urbanística y desmantelamiento de los mástiles con advertencia de imposición de multas coercitivas según normativa vigente”.  
 

Hasta nueve antenas ilegales

El Área de Desarrollo Urbano, a raíz de conocer la situación de las antenas de la calle Río de la Hoz, ha ejecutado un barrido por todo el término municipal detectando un total de nueve antenas de telefonía móvil sin licencia municipal. Según comentó Ana Belén Feria, “el procedimiento a seguir en cada caso va a ser similar al de las antenas de Río de la Hoz, primero hacer acopio de la documentación necesaria y a continuación, contactar con las empresas telefónicas para instar a su legalización o, si procede, su desconexión”.