El Ayuntamiento de Montilla tiene prevista la creación de varias rutas turísticas tras el embellecimiento y la puesta en valor de diversos enclaves urbanos de gran relevancia histórica vinculados a importantes elementos del patrimonio arquitectónico, paisajístico y etnológico de la ciudad y relacionados entre sí, según ha puesto de manifiesto la teniente de alcalde de Desarrollo Económico, Aurora Barbero. Para la primera fase de ese embellecimiento, el Consistorio montillano ha solicitado una subvención de 29.497 euros a la Junta de Andalucía. “Esa subvención afecta al Balcón de la Escachuela, la calle Santa Clara, el Llanete de la Cruz y la calle Diego de Alvear esquina con calle Don Gonzalo; todo ello con un presupuesto de 49.136 euros”, ha puntualizado la concejala.

Tras esa primera fase se acometerán otras que pondrán en valor el rincón de la calle La Iglesia, las calles Puerta del Sol, de la Yedra y Alta y Baja, la antigua Plazuela del Arcángel o de la Hierba, el Cerrillo de San José y la calle La Andaluza. “El proyecto elaborado por los servicios técnicos municipales recoge distintos planes de actuación para cada uno de los lugares, aunque todos destinados al embellecimiento y puesta en valor”, ha resaltado Aurora Barbero, quien ha insistido en que entre los objetivos del proyecto están los de “consolidar a la ciudad como centro de turismo cultural en Andalucía, posicionando el destino desde la calidad de actividades, programación y servicios y creando espacios turístico-culturales que sean referente de calidad, originalidad y compatibles con las expectativas de ocio y conocimiento de los diferentes tipos de público potencial; principalmente, una oferta turística de tipo educativo y también dirigida a visitantes interesados en temas patrimoniales e históricos”. La responsable municipal de Desarrollo Económico no ha olvidado apuntar que “otro de los fines de la iniciativa es el de incrementar directa o indirectamente el número de recursos patrimoniales y humanos ligados a la actividad turística de la zona”.

La edil ha detallado que, “con proyectos como este”, el Consistorio pretende encontrar puntos de consenso para el desarrollo turístico de la ciudad entre los distintos agentes implicados en el desarrollo de Montilla “y atraer inversiones económicas que sirvan además como canales de desarrollo a productos estables y complementarios a la actividad económica de la zona”. Aurora Barbero ha hecho especial hincapié en que “estos itinerarios patrimoniales harán aún más atractiva las visitas turísticas a Montilla al igual que ha ocurrido con las Rutas Solanistas promovidas desde el Ayuntamiento, de la mano de la Oficina Municipal de Turismo, con motivo del Año Jubilar dedicado a San Francisco Solano y que han servido y sirven de reclamo para todas aquellas personas amantes de la cultura, de la historia y del patrimonio que desean conocer los monumentos más emblemáticos de la ciudad, con el fundamental nexo de unión que representa la figura de El Santo”.

Esta última iniciativa plantea tres recorridos alternativos de distinta duración, ofreciendo la oportunidad de conocer el popular barrio de Las Tenerías, donde Francisco Solano dio sus primeras muestras de santidad. Junto con una visita guiada al convento de Santa Ana -lugar al que San Francisco Solano asistía a misa con su familia- y a la Parroquia de Santiago Apóstol –donde se conserva la pila en la que fue bautizado en 1549-, los peregrinos que se animan a formar parte de cualquiera de las tres Rutas Solanistas promovidas por el Ayuntamiento tienen ocasión de admirar, entre otros lugares, la parroquia de San Francisco Solano, construida en 1681 sobre el solar de la casa en la que nació el patrón de la localidad.