El Ayuntamiento de Montilla ha solicitado la participación en el Programa de Ayuda a la Contratación Laboral incluido en el decreto contra la exclusión social de la Junta de Andalucía, por el que se le asignan a la ciudad 98.048 euros. El teniente de alcalde de Promoción Social, José Repiso, anunció en comparecencia ante los medios de comunicación que esa cuantía, siguiendo las directrices del propio decreto, se va a plasmar en 49 contratos laborales a media jornada durante dos meses.

Para el proceso de selección de los beneficiarios de estos contratos, el Ayuntamiento montillano habilitará a partir del próximo lunes una oficina especial para informar de los requisitos y la documentación a aportar por los interesados, así como para registrar las propias solicitudes. Esta oficina se situará en la planta baja del propio edificio consistorial, ocupando dependencias como el salón de plenos, y en horario de 9 a 13 horas. Los interesados en acogerse a este programa de contrataciones disponen hasta el 20 de junio para entregar las solicitudes.

El decreto contra la exclusión social aprobado por el Consejo de Gobierno de la Junta el pasado 30 de abril establece como requisitos para los beneficiarios ser mayor de edad, ser demandante de empleo más de doce meses durante los últimos dieciocho meses y formar parte de una unidad familiar que esté empadronada en el mismo domicilio desde el 1 de junio de 2012 y cuyos ingresos económicos no superen los 798,77 euros. Además, la norma exige que la situación de exclusión social del solicitante quede acreditada mediante un informe social.

Ante el proceso de selección que se abre el día 3 de junio, José Repiso reconoció que “no me gustan las falsas expectativas que se puedan crear entre los candidatos” antes de recordar que es el propio decreto el que otorga un peso “determinante” al informe que elaboren los técnicos de Servicios Sociales.  
“La cantidad aprobada por la Junta de Andalucía es importante, pero estamos hablando de ayudas puntuales con máximos económicos y de tiempo por contrato muy limitados, lo que en Montilla da como resultado estos 49 contratos con categoría profesional de peón, de dos meses de duración y a media jornada”, agregó.  

En cuanto a las tareas que desempeñarán las personas contratadas con cargo a este programa, la norma impide a los ayuntamientos destinar los contratos a servicios habituales ya previstos en el presupuesto, se plantean como “refuerzo” para las áreas municipales. El teniente de alcalde citó “el traslado de la biblioteca al nuevo edificio o el embellecimiento de la ciudad en diversos aspectos” como servicios que se encargarán a los trabajadores.    

“Se hace con el dinero de los ayuntamientos”
En su valoración del Programa de Ayuda a la Contratación Laboral de la Junta de Andalucía, José Repiso manifestó que “las contrataciones laborales previstas ayudarán a las familias en dificultades económicas y al resto de la ciudadanía porque se ocuparán de tareas o labores que beneficiarán a todos”, de ahí que calificara de “conveniente” e “importante” el decreto contra la exclusión social.

No obstante, el edil montillano precisó que “este plan se hace con el dinero de los ayuntamientos y no con partidas nuevas habilitadas por el gobierno Andaluz”. “La Junta ha utilizado el fondo de participación de las entidades locales en los tributos de la Comunidad Autónoma (PATRICA), es decir, el dinero que todos los años transfiere a los ayuntamientos, para aplicar este decreto, de modo que la única novedad es la obligación de gastar esta partida en las acciones que contempla el decreto, pero es un dinero que viene todos los años a los ayuntamientos”, sentenció.