El Ayuntamiento y la Asociación de Minusválidos Físicos de Montilla (AMFIMO) han firmado un convenio para dotar de servicio de fisioterapia a personas con discapacidad física, mental o sensorial y enfermedades crónicas incapacitantes, “como puede ser la parálisis cerebral infantil o la fibrosis quística, que suponen todas ellas una limitación en el grado de autonomía de estas personas que las padecen”, ha informado el teniente de alcalde responsable de la Delegación Municipal de Servicios Sociales, José Repiso. “Se trata de prestar apoyo fisioterapéutico de forma que se trabaje para buscar el mayor grado de autonomía funcional posible en estas personas y para apoyar el rol de padres, madres y familiares como cuidadores, mejorando sus habilidades como promotores de ejercicios diarios”, ha puntualizado José Repiso.

El teniente de alcalde, quien ha rubricado el convenio junto con el presidente de AMFIMO, Fernando Álvarez, ha insistido en que este documento regula un servicio que el Consistorio venía prestando en las dependencias del Servicio Municipal de Deportes “de una manera no tan digna a como se va a hacer a partir de este momento”. “Se trata de un nuevo programa del que se van a beneficiar una veintena de usuarios, que en algunos momentos pueden ser más dependiendo de las necesidades que estas personas tengan”, ha añadido.

Fernando Álvarez ha agradecido la colaboración del Ayuntamiento en “este programa que va a tener una duración de siete meses y en el que un fisioterapeuta atenderá a los beneficiarios durante cuatro horas diarias”. En el convenio se estipula que la aportación del Consistorio a AMFIMO para la prestación del servicio será de 11.000 euros, así como que “el Ayuntamiento permitirá la utilización de la sala habilitada para fisioterapia en el Centro Comarcal de Atención Temprana, en horario compatible con el del centro, para la impartición de las sesiones de fisioterapia por parte de AMFIMO a los asociados que reúnan los requisitos establecidos para ello”.

El presidente de AMFIMO aprovechó la firma del convenio para invitar a todos los minusválidos de Montilla a formar parte de la asociación. “Convoco a todos los minusválidos de Montilla para que, por favor, se acerquen a nuestras sede, en la plaza de Munda, número 10; donde estamos a su disposición para todo lo que necesiten. No entendemos cómo no hemos podido conseguir que todos los discapacitados se hayan asociado a AMFIMO cuando por una cuota anual ridícula que no supera los diez euros se pueden aprovechar de unos beneficios que de otra forma no tendrían”, ha concluido.