El Ayuntamiento de Montilla ha invertido 8.129 euros en total en el adecentamiento de los accesos al Cerro de Don Juan, así como en mobiliario y material didáctico para el aula de la naturaleza ubicada en dicho enclave, según ha anunciado la alcaldesa de la ciudad, Rosa Lucía Polonio. La regidora ha explicado que, entre otros trabajos, se han realizado actuaciones de carpintería, reparando las vallas de madera del mirador, que se encontraban muy deterioradas, así como las del camino de acceso. La alcaldesa ha explicado que dentro de ese presupuesto se incluye asimismo una zona de aparcabicis, “que se ha ubicado en el lateral izquierdo de la casa de madera donde está instalada el aula de la naturaleza”, además de la instalación de cuatro paneles informativos interpretativos en el interior del aula y la edición de material didáctico para escolares, fundamentalmente. “También  se ha reforzando la puerta del aula de la naturaleza con la intención de impedir actos de vandalismo en su interior”, ha añadido la regidora, detallando que los fondos para el mobiliario, los paneles, el material didáctico y la zona de aparcabicis han llegado a través de una subvención de la Consejería de Medio Ambiente, “mientras que el Ayuntamiento ha sufragado las obras de adecentamiento realizadas en el enclave”.

Posa Lucía Polonio ha recordado que el Consistorio montillano invirtió algo más de 30.000 euros en la adquisición de una cabaña de madera prefabricada que, además de acoger el equipamiento necesario para el disfrute de la naturaleza y el fomento de la educación ambiental, es utilizada como salón de usos múltiples por la asociación de vecinos Los Cerros. El Ayuntamiento de Montilla eligió una cabaña de madera para evitar el impacto visual que hubiera podido generar en el entorno una edificación de ladrillo. El aula de la naturaleza -que cuenta con un porche, un despacho, un salón de usos múltiples y un aseo- “se diseñó evitando la presencia de barreras arquitectónicas y de materiales que no sean respetuosos con el medio ambiente”, ha insistido la alcaldesa.

En total, el Consistorio ha destinado ya más de 80.000 euros a la puesta en marcha de un proyecto que, en palabras de Rosa Lucía Polonio, “llevaba fraguándose muchos años y que permitirá recuperar un espacio de la Sierra de Montilla que presenta numerosos vestigios de vegetación salvaje y autóctona de bosque mediterráneo”.

En ese sentido, la edil montillana ha mostrado su “satisfacción”, dado que la puesta en marcha del aula de la naturaleza “responde a uno de los compromisos que adquirimos con los vecinos de esta ciudad y, además, satisface una demanda histórica de la asociación de Los Cerros de Cuesta Blanca que, desde hacía años, venía reclamando una sede para desarrollar sus actividades”. Rosa Lucía Polonio han insistido en que el aula de la naturaleza está concebida, principalmente, para los escolares de toda la comarca, aunque también puede utilizarse como punto de encuentro para colectivos de Montilla que estén implicados en la protección del medio ambiente. En ese sentido, Rosa Lucía Polonio se ha mostrado convencida de que “el aula constituye una magnífica herramienta para acercar la educación ambiental y para fomentar el desarrollo sostenible entre los vecinos de la Campiña Sur”.

Para la edil montillana, “la puesta en marcha del aula de la naturaleza, junto con la regeneración medioambiental a la que ha sido sometido el Cerro de Don Juan, supone otro atractivo más que ofrecer a quienes visiten nuestra ciudad en adelante”.

Un proyecto largamente anhelado

Tras la realización de un estudio técnico cofinanciado por la Diputación que permitió analizar los valores naturales y las potencialidades del Cerro de Don Juan, el Ayuntamiento de Montilla acometió en 2004 la construcción del mirador en colaboración con la Mancomunidad de Municipios Campiña Sur.

“Firmamos un convenio con los propietarios de las fincas colindantes a través de las que se accede al paraje, al objeto de establecer una servidumbre de paso y de acondicionar un camino de acceso”, ha recordado Rosa Lucía Polonio, quien ha añadido que “luego, el Área de Medio Ambiente dirigió un proyecto para la delimitación y la señalización de un sendero botánico de un kilómetro de longitud que cuenta con bancos y con una serie de paneles didácticos en los que se ofrece información sobre las características de las plantas que existen en la zona”.

A su vez, el Ayuntamiento de Montilla editó en los últimos años diverso material didáctico sobre el Cerro de Don Juan dirigido a los escolares de la comarca. “Los cuadernos cuentan con actividades para trabajar en clase que, posteriormente, pueden contrastarse en la visita al paraje”, ha concluido Rosa Lucía Polonio. La organización de estas acciones de Educación y Divulgación Ambiental se encuentra recogida dentro del Programa de Información, Coordinación y Formación de la Agenda 21 Local.

Una muestra de monte mediterráneo, en plena Campiña

El Cerro de Don Juan es una zona de unas cinco hectáreas de extensión situada en la Sierra de Montilla, en el corazón de la Campiña Sur cordobesa. Su acceso se encuentra en el punto kilométrico 6 de la carretera que une las localidades de Montilla y Cabra, en el paraje conocido como “Cuesta Blanca” y constituye la única representación de monte mediterráneo en el término municipal.

En la actualidad, son escasas las zonas naturales de la comarca que albergan esa variedad de especies botánicas, entre las que destacan varios tipos de matorral mediterráneo -como el lentisco, la jara o el matagallo-, así como varias encinas centenarias cuyas dimensiones son desconocidas en esta zona. Desde septiembre de 2004, el Cerro de Don Juan acoge un mirador panorámico desde el que se aprecian los lugares más destacados de la Sierra de Montilla. El proyecto fue financiado por la Mancomunidad de Municipios Campiña Sur, en colaboración con el Ayuntamiento y con la Junta de Andalucía.