Casi un centenar de jóvenes integran en total los distintos grupos de los Talleres Prelaborales que el Ayuntamiento de Montilla ha organizado para este verano. Se trata de una serie de cursos con los que el Consistorio pretende favorecer, con formación gratuita, la incorporación al mercado laboral de estos jóvenes, con edades comprendidas entre los 12 y los 15 años, algunos de ellos con algún tipo de minusvalía, según ha destacado el teniente de alcalde de Presidencia y responsable de Servicios Sociales, José Repiso. Los Talleres Prelaborales han comenzado esta semana y se desarrollarán hasta el próximo 26 de agosto. El teniente de alcalde ha indicado que se han recibido 128 solicitudes para los distintos cursos, 38 de las cuales han quedado en lista de espera.

“Los alumnos se forman en talleres de 15 jóvenes cada uno; con ellos se trabajan además aspectos relacionados con las relaciones personales, la autoestima, la valoración del esfuerzo y la resolución pacífica de conflictos, así como la prevención de conductas de riesgo”, ha destacado José Repiso, quien ha añadido que “en definitiva, se trabaja el contacto con un oficio facilitando vías alternativas para aquellos que están próximos a finalizar la escolarización obligatoria marcándoles un itinerario para continuar formándose”. La edición de verano de los Talleres Prelaborales oferta formación teórica y práctica en materias como peluquería, electricidad, restauración en hostelería y cocina.

“Se trata además de una actividad de integración, ya que se facilita la participación de jóvenes con discapacidad, especialmente con discapacidad intelectual, alumnos de Aprosub”, ha resaltado el teniente de alcalde, quien ha insistido en que “la experiencia de relación entre jóvenes es enriquecedora tanto para las personas que presentan la discapacidad como para el resto de participantes en el taller”.

José Repiso ha informado de que los cursos se imparten en horario de mañana con diferentes turnos. “Son eminentemente prácticos y se desarrollan en el Centro Municipal de Servicios Sociales, los de peluquería y electricidad, y en el Restaurante Gambrinus, el de cocina y restauración”, ha matizado el teniente de alcalde.
El responsable municipal de Servicios Sociales ha indicado que entre los principales objetivos que se marca el Ayuntamiento con esta actividad están los de favorecer procesos formativos de incorporación al mundo laboral adecuados a las características y capacidad del alumnado, facilitar y apoyar en los jóvenes recursos y alternativas positivas de ocio y tiempo libre, y favorecer la orientación personal y vocacional que les facilite su posterior inserción en la comunidad social y el mercado laboral. Otros objetivos son los de trabajar de forma transversal determinadas actitudes y aptitudes que favorezcan su incorporación social de forma normalizada y prevenir conductas de riesgo entre los adolescentes.

José Repiso ha explicado que a todos los jóvenes se les facilita gratuitamente el material de los talleres y al final del curso se les entrega un diploma que acredita su formación. “Además, los profesionales de los Servicios Sociales Municipales están a la entera disposición de los padres de los alumnos para todo lo que necesiten consultar respecto de sus hijos”, ha concluido.