El Pleno del Ayuntamiento de Montilla debatirá mañana la firma de dos convenios con Ecoembes y Ecovidrio para la mejora del reciclaje de los envases, cartones y vidrio generados en la ciudad, acuerdo por el que el Consistorio podría llegar a percibir sobre 60.000 euros al año.

Tanto Ecoembes como Ecovidrio son entidades sin ánimo de lucro encargadas de gestionar el reciclado de los residuos depositados en los diferentes contenedores. El convenio propuesto, en caso de superar el trámite plenario, plantea la entrega de estos residuos por parte de la empresa adjudicataria del servicio de recogida de basuras a ambas sociedades y a cambio el Ayuntamiento recibe unas cantidades económicas que variarán en función de las toneladas de residuos depositados y la calidad del reciclado, al margen de una cantidad fija por habitante.

Para plásticos, lastas y briks que se recojan en los correspondientes contenedores soterrados, el acuerdo con Ecoembes oscila entre 43.000 y 50.000 euros anuales, a lo que habría que añadir otros 6.000 euros por el papel-cartón depositado en sus envases. Por su parte, con Ecovidrio las previsiones de vidrio que se vienen reciclando en Montilla arrojan una estimación de 6.000 euros para las arcas municipales. En total, las cuentas que hace el Ayuntamiento rondan los 60.000 euros por año como contraprestación por la recuperación de dichos materiales.

Al margen de las cifras recogidas en los convenios, para la teniente de alcalde de Desarrollo Urbano, Ana Belén Feria, “la firma de estos dos convenios va a suponer una mejora en las condiciones del servicio con la instalación de nuevos contenedores para papel-cartón y para vidrio hasta alcanzar el ratio/habitante establecido para estos residuos”, con lo que “aumentarían de forma progresiva los actuales 49 depósitos azules y los 52 iglús verdes a coste cero para el Ayuntamiento”. Serían las propias Ecoembes y Ecovidrio las encargadas de aportar los nuevos contenedores.

La edil montillana explicó que este convenio que se propone a cinco años, con posibilidad de prorrogarlo por otro periodo de esa misma duración, es nuevo para el Consistorio debido a que “hasta ahora era Epremasa, como empresa encargada de la recogida selectiva de residuos, la firmante de esos acuerdos y, por lo tanto, la beneficiaria”.  

Los convenios que se debatirán en Pleno también abarcan la realización por ambas partes de actuaciones de información y sensibilización ambiental para aumentar el grado de eficacia en la recogida selectiva.