Los contenedores soterrados de Montilla entrarán en funcionamiento el próximo 10 de junio, según ha anunciado esta mañana la teniente de alcalde de Desarrollo Urbano, Ana Belén Feria, durante la presentación de la campaña informativa que han coordinado Ayuntamiento y la nueva empresa concesionaria del servicio.

A partir del 10 de junio, la recogida de la basura en el término municipal de Montilla se hará mediante los 110 contenedores soterrados –55 para residuos orgánicos y 55 para envases- que hay repartidos por el casco urbano, a los que hay que añadir los 177 contenedores de superficie que se mantienen (también entre tipo verde y amarillo) en los polígonos industriales, las áreas periféricas y la vereda del Cerro Macho. La recogida de cartón se hará en 49 contenedores, mientras que el vidrio se podrá depositar en 52 contendores tipo iglú.

Ana Belén Feria detalló que Tahler –empresa concesionaria- empleará los primeros días del contrato que se inicia en 1 de junio para “verificar el buen funcionamiento de los contendores y corregir los desperfectos que pudieran aparecer”, de modo que “la retirada de las vallas y la apertura de los contadores se producirá en los primeros días del próximo mes, si bien la basura se seguirá depositando en los contendores de superficie hasta el día 9 de junio”.
La campaña informativa que se pone en marcha de cara a la ciudadanía local incidirá en los cambios que traen consigo el uso de los contendores, entre los que se destacó la posibilidad de depositar la basura durante todo el día y no en horario restringido como viene ocurriendo actualmente. Además se recordará las ventajas que acarrean los nuevos depósitos en cuanto a limpieza de calles y olores.

La concejala aseguró que durante las últimas semanas las conversaciones entre la propia Tahler  y Epremasa (concesionaria actual) han sido “continuas” para garantizar que el cambio de empresa “no afecte al servicio”. Con todo, desde el equipo de gobierno se solicita la colaboración ciudadana tanto para “comunicar las posibles deficiencias que pudieran ocasionarse” como para “hacer un buen uso de los contendores, sin que se quede la basura depositada en los alrededores”.

Primera concesionaria desde 1993
El contrato que mantiene el Ayuntamiento montillano con Epremasa para la recogida de la basura expira el 31 de mayo, poniendo fin a una relación que se ha dado entre el ente local y la empresa provincial desde el año 1993. Fue en los primeros meses de este mandato, cuando el Pleno aprobó la licitación del servicio con un presupuesto inicial de 1.077.000 euros. El pasado mes de marzo, tras un proceso de contratación en el que habían intervenido seis empresas, el Consistorio montillano adjudicaba el servicio a Tahler, al ser su oferta económica la más baja con una cantidad de 890.000 euros.  

Desde aquel momento, en varias ocasiones desde el equipo de Gobierno ha hecha pública su intención de congelar o incluso reducir la tasa de la basura de cara a las Ordenanzas Fiscales del 2014 gracias al ahorro económico conseguido con la licitación del servicio.