El Ayuntamiento de Montilla, con la colaboración de CESPA, empresa de gestión de residuos urbanos de nuestro municipio, ponen en marcha, un año más, una campaña para concienciar a los dueños de mascotas, especialmente perros, de la necesidad de adoptar una normas de higiene en nuestra ciudad.

 

El concejal de Servicios Públicos, Emilio Polonio, presentó en la tarde de ayer esta nueva campaña, continuación de la de años precedentes, “Tu caca me suena”, que en esta ocasión se enfoca en la necesidad de actuar sobre las micciones de nuestras mascotas con el lema “Al pipí de tu perrito, échale un chorrito”.

 

Queremos una ciudad limpia y saludable, por eso pedimos que las personas que tengan perro sean responsables y recojan sus excrementos. Además, con estas temperaturas, el animal que hace sus necesidades en la calle no solo ensucia, sino que provoca malos olores”, señaló Polonio.

 

Emilio incidió en que la proliferación de orines o excrementos en aceras, fachadas y mobiliario público son un foco de suciedad y malos olores que perjudican la imagen de Montilla, además de causar molestias al resto de ciudadanos.

 

Esta campaña, ha dado comienzo el 16 de julio en el Parque Tierno Galván, y se realizará por distintos puntos de nuestra localidad transitados por ciudadanos con mascotas, para concienciar a toda la población de Montilla.

 

La campaña se centrará en 3 puntos principales, día 16 en el Parque Tierno Galván, día 17 avenida de Andalucía y Paseo de las Mercedes, y día 18 por Ronda de Curtidores y Plazuela de la Inmaculada”, ha puntualizado Gema Aguilar, educadora ambiental del Ayuntamiento.

 

Con esta iniciativa el Ayuntamiento dispondrá de stands para el reparto, de forma gratuita, de 500 botellines para llenar con agua y vinagre y verterlo sobre las micciones de los animales, evitando así los malos olores y que el pipí en cuestión aliente a otros tantos perro a hacer allí sus necesidades. De igual modo se darán porta-bolsas para la recogida de cacas, así como dípticos informativos a los propietarios de perros.

 

Además, se podrá adquirir este material en los distintos centros veterinarios de nuestra localidad, así como algunos establecimientos de alimentación de mascotas.

 

El concejal de Servicios Públicos, recordó ayer en rueda de prensa que nuestra ordenanza municipal contempla la recogida de excrementos de las mascotas, suponiendo sanciones económicas de hasta 1500 euros en el caso contrario.