El Área de Desarrollo Urbano del Ayuntamiento de Montilla ha iniciado una serie de actuaciones de mantenimiento en la piscina cubierta municipal aprovechando que dichas instalaciones están cerradas al público hasta el próximo 10 de septiembre. Las obras, que se localizan tanto en los dos vasos como en los vestuarios, se han contratado a la firma local Construcciones García Lucena con un presupuesto de 12.200 euros.

Según el informe técnico elaborado por personal municipal, las reparaciones se centran fundamentalmente en la zona ocupada por el vestuario femenino, donde se ha hecho necesaria la sustitución de la mayor parte de las losas de la zona húmeda. Por cuantía, la otra actuación de mayor importe se ubica en las dos piscinas, la de chapoteo y la de nado libre, donde la empresa realiza el rejunteo del conjunto de azulejos.

La responsable del Área de Desarrollo Urbano, Ana Belén Feria, detalló que “esta actuación forma parte de las habituales obras de mantenimiento que requiere esta instalación, si bien se ha venido demorando desde hace un par de años por cuestiones de planificación”. Con respecto al plazo de ejecución, la concejala confirmó que “tenemos el compromiso de la empresa para tener lista la piscina antes del 10 de septiembre”. “No queremos prolongar el plazo de cierre habitual de la piscina a fin de evitar molestias entre los numerosos usuarios con los que cuenta esta instalación”, subrayó.

Por su parte, la Concejalía de Deportes ya trabaja en la programación de la campaña de invierno, que se pondrá en marcha en las últimas semanas de septiembre. En los últimos años, la piscina cubierta ha venido incorporando a su oferta de actividades diversos cursos a fin de promover el ejercicio físico entre la población montillana, con campañas orientadas desde escolares hasta personas mayores o discapacitados.