El alcalde de Montilla, Federico Cabello de Alba, junto a los concejales de Desarrollo Urbano y Desarrollo Económico, Ana Belén Feria y José Manuel Lucena, respectivamente, han visitado esta mañana el edificio que albergará la biblioteca municipal y la Casa de la Juventud con motivo de la reanudación de las obras de construcción que el Ayuntamiento montillano financia con los Fondos FEDER.

El proyecto inicial pretendía la construcción sobre esta parcela municipal ubicada en la calle Ronda de Curtidores de la Casa de la Juventud con financiación de los Planes Provinciales. Sin embargo, la disolución de la empresa constructora interrumpió en 2007 las obras dando paso a unos años de inactividad. Cabello de Alba recordó que “el acuerdo que ahora hemos cerrado con la Diputación ha supuesto la cesión del edificio al Ayuntamiento, lo que nos ha permitido reanudar las obras aunque con la novedad de ubicar aquí también la biblioteca municipal, invirtiendo parte de los fondos del proyecto Solera”.

El nuevo proyecto redactado por los técnicos municipales del Área de Urbanismo propone dedicar para biblioteca el módulo interior del edificio. Con una superficie útil de 704 metros cuadrados, la biblioteca propiamente dicha se situará en la planta alta, que dividirá su espacio entre sala de lectura y préstamo, sala de estudio, sala infantil y sala de colección local. En la planta baja, se situarán dos talleres y un salón de usos múltiples para actividades literarias y de animación a la lectura.

El alcalde aseguró que “con el traslado de la biblioteca a este edificio se solucionan los problemas de espacio que existen en la Casa de la Cultura, donde los 74 puestos de lectura son insuficientes para atender el nivel de usuarios que tiene la biblioteca”. En su nueva localización, “la biblioteca incorporará las tecnologías de información y comunicación y nuevos espacios como mediateca, hemeroteca virtual y zona wifi”, añadió.
 
Por su parte, la Casa de la Juventud se situará en el módulo más cercano a la Ronda de Curtidores, de menor dimensión. Aquí se proyectan dos salas polivalentes para cursos y exposiciones (planta alta) y una ciber-aula y el área de gestión administrativa del edificio (planta baja).

Los dos cuerpos de edificación quedan divididos por un amplio patio central, ideado no sólo como lugar de relación y descanso de los usuarios sino también para dar cabida a actividades al aire libre. Todo el perímetro estará circundado por una galería, que en su lado derecho quedará abierto como mirador hacia el centro histórico de la ciudad.

La empresa pozoalbense Hijos de Rafael Muñoz Parra es la encargada de ejecutar las obras al resultar adjudicataria tras un concurso en el que participaron 35 firmas. Su oferta económica fue de 545.305 euros (IVA no incluido), mejorando el presupuesto de licitación fijado en 759.322 euros, también IVA excluido. La empresa dispone de ocho meses para finalizar los trabajos.

El aparcamiento se concluirá en otra fase

El acuerdo entre Ayuntamiento y Diputación reconocía que el edificio estaba construido en un 55% en el momento de la cesión al Consistorio, por lo que se incluía el pago por parte de la institución provincial del presupuesto pendiente de ejecutar, además de una indemnización. Los cálculos, pendientes de confirmación, arrojan una cantidad aproximada de 400.000 euros.

Federico Cabello de Alba anunció que esa cantidad a entregar por la Diputación permitirá finalizar la actuación en el patio trasero del edificio y el aparcamiento en el sótano en una fase de obras posterior que será objeto de un nuevo expediente de contratación. “Será un aparcamiento de una sola planta” –detalló el alcalde- “con alrededor de 110 plazas de estacionamiento, estratégico para Montilla y para el turismo, pues cuenta con buen acceso y al estar muy cerca del centro histórico puede servir de punto de inicio de las visitas turísticas peatonales”.