El Ayuntamiento de Montilla ha recepcionado el Parque Infantil de Tráfico tras ocho meses de obras, ejecutadas por la empresa Jiménez y Carmona (Jícar), y una inversión superior a los 560.000 euros. “Se trata de un proyecto largamente esperado que permitirá fomentar entre los niños y jóvenes de la comarca la adquisición de hábitos correctos de conducta vial en un recinto estable”, ha insistido la alcaldesa, Rosa Lucía Polonio. Concretamente, las actuaciones han precisado 560.783 euros, de los que el 65% ha sido aportado por la Consejería de Gobernación de la Junta de Andalucía y, el 35% restante, por el propio Consistorio montillano.

“Además de una amplia zona de pistas de prácticas y de aparcamientos que disponen de arbolado, se han construido varios módulos de 360 metros cuadrados en total que acogen un aula de formación, una oficina, un almacén y un conjunto de aseos”, ha explicado Rosa Lucía Polonio, quien ha informado de que el Parque Infantil de Tráfico y Educación Vial se levanta sobre un solar de propiedad municipal de 6.440 metros cuadrados de superficie que también incluye una zona de descanso y dos merenderos.

Para la alcaldesa de Montilla, el nuevo Parque Infantil de Tráfico y Educación Vial supone “no sólo dar cumplimiento a otro de los compromisos que este equipo de gobierno asumió con los vecinos de esta ciudad, sino un reconocimiento expreso a la extraordinaria labor que los agentes de la Policía Local vienen desempeñando desde hace años para inculcar entre los niños montillanos el sentido de la responsabilidad a la hora de transitar o de circular por las vías públicas”.

En ese sentido, Rosa Lucía Polonio ha defendido la necesidad de convertir este nuevo equipamiento levantado a las espaldas del Estadio Municipal de Fútbol en “un centro de formación y de sensibilización en conductas viales seguras para los escolares y para otros grupos de población que sufran mayor riesgo de accidentalidad”.

Por su parte, el director del Parque Infantil de Tráfico y Educación Vial, Cristóbal Pérez, ha mostrado su “satisfacción por la puesta en marcha de un proyecto que llevábamos muchísimo tiempo esperando”. Y es que este proyecto viene a complementar a otras iniciativas de formación que lleva a cabo la Policía Local montillana. Desde 1991, los agentes promueven un curso de educación vial que, anualmente, cuenta con la participación de más de 600 escolares de edades comprendidas entre los 8 y los 14 años y que también cuenta con alumnado de Educación Especial y de adultos. Los participantes, en su mayoría alumnos de Educación Primaria y de Educación Secundaria Obligatoria, tienen la oportunidad de conducir bicicletas, ciclomotores y vehículos monoplaza (kart) en una pista que, en los últimos años, ha estado ubicada en el recinto ferial de la avenida de Las Camachas.