El Ayuntamiento de Montilla ha iniciado una campaña para recordar a los titulares de los establecimientos comerciales de la localidad la obligación que tienen de contar con los nuevos modelos de hojas de quejas y reclamaciones que fueron aprobados por el Parlamento andaluz por medio del Decreto 72/2008 de 4 de marzo.

“Todos los establecimientos comerciales de Andalucía deben contar con los nuevos modelos de hojas de quejas y reclamaciones que están a disposición del público en la Oficina Municipal de Información al Consumidor (OMIC)”, ha anunciado el teniente de alcalde de Servicios Públicos Operativos y Seguridad Ciudadana, Antonio Gómez, quien ha añadido que “en todos los establecimientos también deberá anunciarse de modo permanente la existencia de hojas de quejas y reclamaciones, por medio de unos carteles que pueden recogerse gratuitamente en el Ayuntamiento”. La campaña, continuación de la que ya se llevó a cabo hace unos meses, se ha iniciado entre los comerciantes que cada semana se dan cita en el marcadillo y continuará con un stand a las puertas del Ayuntamiento para informar a los consumidores. “La OMIC, además de difundir la información a través de los medios de comunicación habituales, está realizando  desde el lunes 8 de marzo visitas a los establecimientos comerciales de Montilla para informar sobre la obligatoriedad de actualizar el libro de reclamaciones”, ha indicado Antonio Gómez.

El responsable municipal de Servicios Públicos ha hecho hincapié en que “no disponer de hojas de quejas y reclamaciones oficiales, así como negarse o resistirse a suministrarlos a los consumidores que lo soliciten constituye una infracción en materia de consumo”. Asimismo, no responder en plazo a las quejas y reclamaciones de los usuarios puede sancionarse con multas superiores a los 200 euros.

“El acceso de los consumidores a las hojas de reclamaciones es obligatorio, inmediato y gratuito, aunque no se haya comprado nada en el establecimiento, ni se haya obtenido ningún servicio”, ha explicado Antonio Gómez, quien ha recordado que las quejas deben contestarse en el plazo máximo de diez días hábiles, so pena de incurrir en una infracción administrativa en materia de consumo. “Como consecuencia de esta campaña, hasta hoy la OMIC ha tramitado la venta de 110 libros de reclamaciones, aunque esperamos que dicho número se vea incrementado a lo largo del transcurso de la campaña”, ha sentenciado el concejal.

El teniente de alcalde ha explicado que en la campaña se está aprovechando para “hacer especial hincapié en el tema de las revisiones de gas, que han ocasionado tantas quejas en los últimos días”. Antonio Gómez ha detallado que, sobre este tema en concreto, “lo más importante a señalar es que hay que asegurarse que la empresa que ofrece realizarnos la inspección este dada de alta en el registro de empresas instaladoras autorizadas por la Junta de Andalucía y en caso de que sea así, no habrá ningún problema para que nos realicen la revisión aunque si debemos asegurarnos de que nos emiten el correspondiente certificado de haber realizado la revisión. Tendremos que tener en cuenta que en la mayoría de las ocasiones se realiza un contrato de mantenimiento al que no estamos obligados por lo que debemos fijarnos muy bien en lo que no cobran”.