El Alcalde de Montilla, Rafael Llamas, y el Teniente de Alcalde de Bienestar Social, Francisco Lucena, mantuvieron ayer una reunión con los padres y madres de los menores atendidos en el Centro de Atención Temprana de Montilla para explicarles los pormenores del convenio al que se ha llegado con la Junta de Andalucía para continuar prestando este servicio en Montilla.

Tras los rumores interesados que han circulado por internet y las redes sociales durante el pasado fin de semana, los responsables municipales han mantenido una reunión con los padres y madres de los menores afectados, en la que también han participado miembros de la Plataforma Atención Temprana de Andalucía. Allí se les han expuesto los detalles de la prórroga del convenio que el Ayuntamiento ha firmado con la Junta de Andalucía.

Lucena explicó que en principio se comunicó al Ayuntamiento desde la Junta que para recibir el techo de financiación, cifrado en 176,000 euros, había que atender a 163 niños y niñas y garantizar un número de sesiones resultado de multiplicar por cinco el número de menores atendidos. “Yo en la práctica veía muy difícil poder cumplir con esas cifras, explicó Francisco Lucena, por lo que planteamos una reunión con la Junta de Andalucía para que nos aclararan esa situación y ver si se podía solventar de otra forma”. El responsable de Bienestar Social ha añadido que en la reunión mantenida ayer por la mañana con representantes de la Consejería “nos han dicho que el dinero que nos va a llegar mensualmente es de algo más de 14.100 euros, lo que nos asegura que podremos atender a los 84 niños y niñas que ya teníamos conveniados, y además a los que se estaba atendiendo fuera de convenio, lo que nos situaría en 92 menores. Y a ello habría que sumar los 10 que actualmente tenemos en lista de espera y que no se podían atender con el convenio que teníamos firmado hasta el momento”.

Para el responsable de Bienestar Social “este importe nos aseguran que llegará mensualmente, lo que permitirá atender a la totalidad de los niños y niñas sin tener listas de espera y además vamos a poder contratar a un trabajador más para atenderles mejor. Creo que de esta forma hemos ganado con respecto a lo que teníamos”.

En este sentido ha añadido que se va a contratar al técnico que sea necesario a través del SAE, “lo que permitirá garantizar el trabajo en igualdad de condiciones con los trabajadores que hay actualmente y sin tener que estar obligados a licitar un pliego. Creo que hemos gestionado este problema buscando la mejor solución posible para todo el mundo”.

Francisco Lucena ha negado que en ningún momento haya habido voluntad de ocultar el estado de la negociación como han asegurado distintas fuentes. “Las negociaciones comenzaron en agosto, que no hace tanto, y al tratarse de la prórroga de un convenio sabíamos que no iba a haber problemas para la renovación, tal vez se nos pueda achacar no haber comunicado a los padres el estado en que se encontraba, pero no de ocultar nada, prueba de ello es que la oposición ha tenido acceso a la adenda del convenio, al informe técnico de la directora del centro de Servicios Sociales, se ha informado en la comisión pertinente, han tenido toda la información. Lo único que no conocían era la decisión final que hasta la reunión que hemos tenido esta mañana (por ayer) con los representantes de la Junta no hemos podido confirmar”.

A partir del 15 de septiembre entrará en vigor el convenio prorrogado, que se mantendrá durante los próximos doce meses. “Nuestro compromiso es que este convenio se mantenga en el futuro, ya que el servicio que se presta en el Centro de Atención Temprana de Montilla es satisfactorio, aunque en el futuro la atención temprana debería estar integrada en el Servicio Andaluz de Salud como un derecho”.