La alcaldesa de Montilla, Rosa Lucía Polonio, y el obispo de Córdoba, Demetrio Fernández, han descubierto la placa que da el nombre de San Juan de Ávila a una de las calles del casco histórico de la ciudad, ubicada junto a la Plaza de la Rosa. La regidora ha recordado que de esta manera se cumple un acuerdo plenario de la Corporación municipal montillana “a través del que se decidió que esa vía, llamada hasta el momento Beato Juan de Ávila, debía pasar a denominarse San Juan de Ávila; ya que nuestro futuro Doctor de la Iglesia está canonizado”. Esa nueva rotulación forma parte de los actos que, con motivo de ese futuro doctorado, está presidiendo Demetrio Fernández en Montilla, como la inauguración del santuario de San Juan de Ávila, el traslado de las reliquias del santo a la que será su basílica o el encuentro de los más de 800 jóvenes de la Diócesis de Córdoba que acudirán el próximo verano a Madrid a la Jornada Mundial de la Juventud convocada por el Papa Benedicto XVI, además de un encuentro de todos los sacerdotes diocesanos cordobeses.

El obispo ha felicitado al Ayuntamiento por la rotulación justo unos días después de que Rosa Lucía Polonio le ofreciese la colaboración del Consistorio en los actos que se deriven de ese próximo nombramiento de San Juan de Ávila por parte del Vaticano como ‘Doctor de la Iglesia’. “Le hemos hecho este ofrecimiento al igual que ya hicimos el pasado año con motivo de la celebración del Año Jubilar dedicado a San Francisco Solano; sabemos que el doctorado de San Juan de Ávila va a tener una gran repercusión para Montilla, ya que el santo, que acabó sus días en la localidad, tiene muchísima vinculación con nuestra ciudad. El Ayuntamiento de Montilla tiene que estar en esa celebración y en la acogida a todos los peregrinos que se acercarán hasta nuestro municipio”, apuntó entonces la regidora.

La alcaldesa destacó asimismo que durante su reunión con el obispo “también hemos hablado del estado de nuestro patrimonio eclesiástico, que a todos nos preocupa; fundamentalmente de San Agustín, con ocasión del arreglo de la residencia anexa y del entorno. Hemos estado de acuerdo en que debemos de unir fuerzas la Administración y la Iglesia para que ese patrimonio no se pierda. También en ello hemos puesto de manifiesto nuestro compromiso de trabajar conjuntamente”.

Tanto el obispo como la alcaldesa insistieron en que Montilla será una marca de origen de San Juan de Ávila para el mundo entero, que supondrá la llegada a la ciudad de multitud de peregrinos e investigadores tras las huellas del que será uno de los 33 doctores de la Iglesia. En este sentido, Demetrio Fernández anunció que invitará al Papa a visitar Montilla, “donde sabe que murió el que es el patrón de los sacerdotes diocesanos y que va a engrosar ese pequeño grupo de doctores que tiene la Iglesia; de hecho, cuando me presenté ante Su Santidad como nuevo obispo de Córdoba me dijo que era el obispo de la diócesis de San Juan de Ávila”, concluyó.