El teniente de alcalde del área de Bienestar Social, Francisco Lucena, y Alfonso Fernández, presidente de La Muela, han presentado esta mañana el proyecto Ö2, en el que colabora el Ayuntamiento montillano con EMET Fundación Arco Iris, y en el que participan además otras asociaciones y colectivos.

 

El objetivo de este proyecto es acoger a mujeres inmigrantes que vengan acompañadas de sus hijos o que estén embarazadas, bien para encauzar su paso por España hacia otros países de destino o bien para enraizar sus vidas aquellas que decidan quedarse en nuestro país”, indicó Francisco Lucena durante la puesta de largo de este proyecto que lleva en marcha desde noviembre de 2017.

 

Francisco Lucena valoró positivamente la puesta en marcha de esta iniciativa a la que el Ayuntamiento respondió afirmativamente cuando se le propuso por EMET. “Aceptamos este proyecto porque tenemos un compromiso moral con nuestros hermanos y hermanas del otro lado del mediterráneo, para que este mar no se convierta en una enorme tumba, ya que es vergonzosa la respuesta que está dando Europa a estas personas”. Lucena añadió que este proyecto ha sido acogido de forma extraordinaria también por los grupos de la oposición cuando se planteó, y todos, desde el inicio del mismo han estado trabajando de forma silenciosa para que pueda ser realidad.

 

El Ayuntamiento de Montilla colabora con esta iniciativa pionera que dura dos años aportando una trabajadora social y una psicóloga a media jornada.

 

Por su parte Alfonso Fernández indicó que el reto está en ofrecer una atención de calidad a las personas que se acogen, “un colectivo en especial situación de vulnerabilidad”, ya que los recursos con los que se atienden a este colectivo suelen estar masificados. “Apostamos por una atención integral, no sólo aquí en Montilla, sino en la red nacional que hemos conformado y en la que participan asociaciones y colectivos de muy diversa índole”.

 

Hasta el momento se han atendido a 27 personas, 14 mujeres y 13 menores, habiéndose producido ya el primer parto de un niño en el hospital de Montilla. El reto es ofrecer a estas mujeres que han pasado un auténtico calvario en su periplo de más de dos años desde que abandonaron su hogar, un lugar de descanso en el que puedan restablecerse, para que posteriormente puedan continuar su viaje hasta otros países o bien acompañarlas en el proceso de adaptación si deciden quedarse en España.

 

Fernández ha destacado que Montilla es el primer municipio en sumarse a esta iniciativa pionera y en ofrecer empadronamiento estas personas “que a partir de ahí ya pueden ser visibles”. Este proyecto pionero está siendo estudiado para implantarlo en otras localidades de Europa, indicó el responsable de EMET Fundación Arco Iris.

 

Entre los colectivos que participan en la iniciativa, además de EMET Fundación Arco Iris y Ayuntamiento de Montilla se encuentran varias universidades andaluzas, Cruz Roja, Save The Children, Unicef o ACNUR.