El Alcalde de Montilla, Rafael Llamas, la Teniente de Alcalde de Obras, Servicios Públicos y Medio Ambiente, Raquel Casado, y Rafael Maldonado director de Relaciones Institucionales de Orange, han entregado esta mañana al colegio San Luis una tablet como premio por haber sido el centro educativo que más móviles ha reciclado en la campaña en la que también han participado alumnos de CEIP San José, CEIP San Francisco Solano, CEIP Beato Juan de Ávila, CEIP Gran Capitán y CEIP Vicente Aleixandre.

En esta campaña que se desarrolló entre el 20 de enero y el 15 de febrero han participado más de 1.400 personas entre escolares y docentes, que han animado a compañeros, familiares y amigos a recoger los móviles que ya no se utilizan así como accesorios electrónicos como cargadaores, auriculares o baterías. El 100% del valor que se recaude con los móviles recogidos, Orange lo dona a UNICEF para ayudar a la educación de miles de niños en riesgo de exclusión.

El Alcalde de Montilla ha destacado la importancia de este tipo de acciones que además de concienciar a los escolares sobre la importancia de reciclar y cuidar el medio ambiente, contribuyen a mejorar las condiciones de vida de otros niños en otras partes del mundo. Llamas ha manifestado la voluntad del equipo de gobierno que dirige a seguir trabajando en esta línea y “apoyar cuantas campañas lleguen de este tipo a nuestra localidad”.

El representante de la compañía telefónica se ha mostrado orgulloso de la repercusión que ha tenido esta campaña que se celebraba por primera vez en la provincia de Córdoba indicando que “la participación en este tipo de campañas contribuye a construir un entorno más sostenible y respetuoso con el medio ambiente, y ha animado a los niños y a los ciudadanos en general a seguir colaborando en esta campaña que se mantiene abierta.

En este sentido la responsable de Medio Ambiente del consistorio montillano ha señalado que en febrero concluyó la campaña puesta en marcha con los escolares, pero “se sigue manteniendo contenedores en los centros municipales para que quien quiera pueda seguir reciclando sus móviles, cargadores, baterías o auriculares, ya que Orange seguirá donando el 100% de todo lo recaudado con estos aparatos electrónicos.

La reutilización de los móviles permite alargar la vida útil de los mismos, lo que se traduce en una reducción de las necesidades de energía y materias primas necesarias para la fabricación de nuevos terminales. Por otro lado el reciclado de los teléfonos permite obtener mineralels como el oro o la plata, cuyas reservas van disminuyendo con el paso de los años, y que de esta forma se puedan reciclar, al igual que sucede con las sustancias peligrosas que contienes los teléfonos.

Según los datos aportados por la compañía de telefonía móvil, si se reciclaran 2.000 millones de móviles al año, de los 15.000 millones que se calcula que se han fabricado hasta 2016, se podrían reutilizar 60.000 millones de toneladas de recursos presentes en dichos terminales.