El Ayuntamiento de Montilla ha homenajeado a María del Carmen García Gómez por “su gran labor, impregnada de generosidad y solidaridad, con aquellas personas que peor lo pasan y que más lo necesitan”, según ha destacado la concejala de Igualdad, Cristina Alguacil. Este homenaje está incluido en los actos que el Consejo Municipal de la Mujer, presidido por la concejala, ha organizado durante los últimos días con motivo del Día Internacional de la Mujer. “No hay nada más que repasar la vida de Carmeli para darnos cuenta de que mantiene esos valores de la generosidad y la solidaridad por bandera”, ha insistido Cristina Alguacil, quien ha añadido que “por eso creemos que se merece este reconocimiento; ella debe ser un ejemplo para todos nosotros”.

María del Carmen García Gómez nació en Montilla en 1933 y ha acogido y atendido de forma altruista en su domicilio y en otros tres pisos más de la capital durante 30 años a miles de personas, entre enfermos del Hospital Reina Sofía y familiares.

En el homenaje estuvo presente el director del Programa de Trasplantes del Hospital Reina Sofía, José María Arizón del Prado, quien destacó “la vida de servicio de Carmeli, entregada por completo a los demás”. El doctor Arizón del Prado recordó que esa vida dedicada por completo a los demás “comenzó con el cuidado a su hermano Luis Javier en su época de novicia, viviendo con sus padres,  hasta convertirse después en el ángel de los desamparados por la enfermedad y la lejanía, de los pacientes y familiares del Hospital Reina Sofía de forma global, y de los trasplantados en particular, dando solución con esfuerzo y abnegación hasta el límite físico un importante déficit hospitalario no solventado todavía como es la labor social”. El médico resalto que “en este mundo, en el que los valores humanos brillan por su ausencia, Carmeli es el paradigma de los mismos por su entrega voluntaria y desinteresada, que la llevó a poner a disposición de los pacientes su propio piso, porque, como ella misma comentaba, ella sólo necesitaba una cama y disponía de tres”. El doctor continuó explicando que, posteriormente “su capacidad le llevó a gestionar tres pisos más, lo que permitió la felicidad de muchas personas desfavorecidas que nunca la olvidarán”. El director del Programa de Trasplantes finalizó dándole las gracias “en nombre de todo el Hospital Reina Sofía, que sabes que es tu casa, cuyos pacientes están orgullosos y agradecidos de ti” y también le dio las gracias “especialmente en lo que a mí respecta, ya que me has hecho más fácil mi labor cotidiana”.


El alcalde de Montilla, Federico Cabello de Alba, cerró el acto insistiendo en que “Carmeli es, con creces, merecedora de este reconocimiento que le dedica su pueblo; esta vida es más fácil y agradable gracias a las muchas Carmelis que, cada una en su faceta, se dedican desinteresadamente a los demás con generosidad y solidaridad”. “Si logramos salir adelante en esta época tan difícil que vivimos es, en gran parte, gracias a que existen personas como ella”, ha incidido. “Ella ha destacado los valores de las familias de Montilla y son precisamente esos valores, olvidados a veces en etapas de bonanza y que ella abandera, los que nos llevado a ser lo que somos”, ha añadido el alcalde. Federico Cabello de Alba aprovechó para alabar la labor del Consejo Municipal de la Mujer, “que trabaja para que la mujer ocupe en la sociedad el importante puesto  que debe tener”.