La alcaldesa de Montilla, Rosa Lucía Polonio, ha formado un convenio con el patrono de la Fundación Social Universal José Ferreira que posibilitará la realización de actuaciones para prevenir riesgos naturales en la región peruana de Cusco. “Este proyecto, cuyo coste asciende a 33.467 euros estará gestionado por la Fundación Social Universal y financiando por el Ayuntamiento de Montilla, que aporta 12.000 euros, y la Diputación, que hace lo propio con 11.900; todo ello con cargo al programa de Acción Concertada de la institución provincial”, ha indicado la regidora.

Durante la firma del convenio, Rosa Lucía Polonio y José Ferreira han destacado que se trata de evitar situaciones como las ocurridas el pasado año cuando las fuertes lluvias sobrevenidas sobre Cusco ocasionaron que miles de familias de escasos recursos quedaran desamparadas, sin techos, con viviendas inhabitables y, en algunos casos, con viviendas en constante peligro y riesgo de sufrir daños, ya sea por terremotos o por otros fenómenos naturales. También han insistido en que esta situación de emergencia ha convocado a las autoridades de la municipalidad provincial de Cusco, las municipalidades distritales y los dirigentes de las zonas y macrozonas afectadas para afrontar el problema de gestión urbana mediante la definición de una estrategia de intervención que ayude a actualizar el mapa de riesgos, apoye con asistencia técnica a las familias damnificadas, cree instrumentos y concierte con la población las principales medidas y acciones preventivas, desarrolle estudios que sean plasmados en expedientes técnicos para su financiación, a la par que diseñe acciones de sensibilización, educación e información ciudadana.

“Por ello, este proyecto que va a gestionar la Fundación Social Universal en Cusco persigue tres resultados concretos: que los vecinos de esa zona de Cusco cuenten con un estudio en el que se plasmen propuestas para la intervención de el cauce de los ríos, que la población asentada en las laderas de la Zona Noroccidental de esa región peruana disponga de mayor seguridad física en sus viviendas gracias a que se les faciliten medios materiales para reforzarlas y que además puedan acceder a diferentes mecanismos de difusión sobre información de los peligros de ocupar zonas de riesgo”, ha explicado la alcaldesa.

Rosa Lucía Polonio ha informado de que con esta iniciativa se contribuirá a mitigar la vulnerabilidad física, social y ambiental de la cabecera de la sub cuenca del río Huatanay, lo que proporcionará mayor seguridad a las familias pobres y excluidas asentadas en los barrios más populares del Cusco. En total, este proyecto beneficiará directamente a 1.010 personas asentadas en los barrios populares de la Zona Noroccidental de la ciudad del Cusco, e indirectamente a 11.450 personas.
.