El entorno de la iglesia de San Agustín volverá a recrear el origen histórico de la ciudad de Montilla con una nueva edición del Mercado Medieval, que se celebrará entre los días 23 y 25 de noviembre bajo la organización de la asociación Malik y la Concejalía de Festejos del Ayuntamiento de Montilla.

Durante tres días, la calle Ancha y el Llanete de San Agustín cambiarán su estampa habitual por jaimas y tenderetes ocupados por artesanos y comerciantes de negocios típicos de época medieval. La programación de actividades para esta edición incluye pasacalles musicales, un carrusel, talleres infantiles y espectáculos de cetrería. Los organizadores ya han comunicado al Consistorio la asistencia de 40 puestos, entre ellos varias tabernas y puestos de comida y diversas atracciones infantiles.

En un principio, esta Fiesta Medieval se había anunciado del 26 al 28 de octubre, pero las previsiones de lluvia obligaron a su aplazamiento. Según comentó la concejala de Festejos, Cristina Alguacil, la empresa organizadora se encarga del montaje de los puestos, la decoración de las calles y la realización de las actividades “sin coste económico para el Ayuntamiento”, que en esta ocasión sólo se encargará de la preparación de las instalaciones de luz y agua necesarias a través de los trabajadores municipales.

La edil montillana quiso hacer extensiva “la invitación que cursamos al pueblo de Montilla a los vecinos de las localidades cercanas” con el objetivo de “igualar e, incluso, mejorar el nivel de participación del año pasado”.