El pasado mes de febrero comenzaban las obras de reforma del Paseo de Cervantes, que concluyeron la pasada semana y que han permitido que durante ese pasado fin de semana los montillanos hayan podido disfrutar de esta zona verde tras la reapertura realizada el pasado viernes.

 

Las obras realizadas han permitido una actuación integral en este enclave, destacando el adoquinado de la nave central del Paseo con taquetes prefabricados de hormigón. Sin embargo, como indicaba la teniente de alcalde de Servicios, Obras Públicas, Medios Ambiente y Agricultura, Raquel Casado, no ha sido esta la única actuación que se ha realizado, ya que en este tiempo además se han reparado los parterres, reponiendo y mejorando los bordillos que confinan los parterres, además se han limpiado las fuentes, se han pintado balaustradas y distintas zonas del Paseo, se ha renovado la instalación eléctrica, dotando al Morabito de abastecimiento eléctrico y de agua para posibilitar su uso en el futuro.

 

Ha sido una actuación integral que ha conseguido mejorar las condiciones de uso de este espacio, que ha quedado magnífico para que los niños puedan venir a jugar y las familias se sumen y usen este parque para la realización de celebraciones como ya ocurre con el Parque Tierno Galván. Para ello se cuenta con la antigua caseta del Casino Montillano, que también se ha mejorado”, indicaba Raquel Casado durante la reapertura de este espacio verde.

 

Junto con la responsable municipal, el técnico municipal Manuel Llamas explicó que se han aprovechado las obras para que diferentes servicios municipales hayan realizado trabajos en este espacio, como los servicios de alumbrado, que ha mejorado las instalaciones eléctricas, de Parques y Jardines, que han plantado hasta 14 árboles para reponer los que se habían perdido y mejorado los parterres, hasta el taller de pintura del Ayuntamiento que ha pintado parámetros y balaustradas.

 

También se ha recuperado el pavimento terrizo en las distintas zonas que se había perdido debido a la erosión provocada en el terreno por el agua de lluvia y a los bancos se les ha dotado de una loza para evitar que se hagan orificios en el suelo por el uso.

 

Junto con todas esta actuaciones realizadas en el parque y aprovechando las obra efectuadas se ha intervenido en el acceso al Paseo desde el Llano de Palacio, actuando sobre las pilastras y construyendo una rampa de acceso para facilitar el acceso al recinto de las personas con movilidad reducida.

 

Precisamente la actuación en el acceso al parque ha elevado la inversión inicialmente prevista hasta superar los 70.000 euros, que se ha realizado con fondos municipales.