El alcalde de Montilla, Federico Cabello de Alba, y el arquitecto Bosco Molina han presentado esta mañana el proyecto técnico ganador del concurso de ideas convocado para la conclusión del inmueble anexo al edificio principal del Ayuntamiento con entrada por la calle Palomar. Se trata de una actuación urbanística incluida en el proyecto Solera, cofinanciado con fondos Feder, que parte con un presupuesto aproximado de 770.000 euros.

El proyecto ganador, presentado por el estudio Plan 9 bajo el nombre ‘Una plaza con solera’, propone resolver la actual trasera del Ayuntamiento incorporando al callejero una nueva plaza desde la calle Palomar, mediante el derribo de la pequeña estancia que actualmente ocupa esa zona. Las nuevas dependencias, creadas aprovechando la estructura levantada en 1999, darán cabida a un nuevo centro de atención al visitante, el archivo histórico local, un centro de atención al empleo y un centro social multifuncional orientado hacia las áreas municipales de Cultura e Igualdad.

Cabello de Alba inició su intervención agradeciendo los diez proyectos presentados por otros tantos arquitectos montillanos. Sobre la propuesta urbanística ganadora, el edil destacó “la nueva imagen que aporta para un espacio del que hasta ahora no disfrutaba la ciudad, de modo que este espacio dejará de ser las traseras del Ayuntamiento para convertirse en otra fachada principal, con lo que ganará en conectividad con el entorno urbano más inmediato”. “Con este proyecto que hoy presentamos se cumplen los objetivos de sostenibilidad, empleo y cultura representados en el Solera, para la revitalización del casco histórico de Montilla”, añadió.

plaza solera 1

Por su parte, Bosco Molina, director técnico del proyecto, desveló que “la propuesta ‘Una plaza con Solera’ no se percibe simplemente para solventar un problema funcional o de programa de necesidades sino como la creación de un tejido que mediante una plaza pública interrelacione la antigua iglesia de San Juan de Dios, la Casa Consistorial, el vacío urbano, las edificaciones existentes y la ciudad”.

El arquitecto montillano subrayó “la notable carga simbólica con la que se han diseñado ciertos elementos, desde las cubiertas evocando a la silueta que el visitante percibe de la ciudad de Montilla conforme se va acercando desde la campiña, hasta los llanos y las fuentes reflejadas en el tratamiento de los distintos desniveles del plano del suelo, así como la textura en la que se hace alusión a los viñedos y olivares”.

Molina aludió también “al carácter sostenible del edificio, en la línea de las últimas edificaciones que se plantean en España, edificios respetuosos con el medio ambiente que poca energía consumen”. El estudio de arquitectura Plan 9 asume la redacción del proyecto y la dirección de obra por 48.000 euros. En la propuesta presentada por el estudio cordobés han participado José Luque, Fernando Lara, Blanca Esmeralda García, Aurora Castro, Francisco Obregón y Sofía Varela.

Nivel de certificación del proyecto Solera
La actuación presentado esta mañana supondrá la culminación del proyecto Solera, en opinión de Federico Cabello de Alba, quien hizo hincapié una vez más en “los extraordinarios beneficios” que para Montilla está suponiendo este programa de inversiones.

“Con las últimas certificaciones de obras que hemos remitido al Ministerio de Administraciones Públicas, el proyecto Solera supera el 35 por ciento de obra ejecutada y pagada, cuando la media de los fondos Feder en el resto de Andalucía no alcanza ni el 5 por ciento”, lo que a juicio del alcalde, sitúa a Montilla en “un lugar privilegiado” ante futuras redistribuciones de proyectos”.