“Queremos denunciar públicamente la manera de actuar de un gobierno municipal que no cumple los acuerdos aprobados por el Pleno de esta Corporación y vuelve la espalda a la voluntad de los ciudadanos expresada mayoritariamente a través de sus representantes legítimos.” Con esta contundencia se ha expresado el concejal socialista Rafael Llamas para referirse a los tres meses transcurridos desde que el Pleno de la Corporación aprobara encomendar al equipo de gobierno la elaboración de un borrador de Ordenanza Municipal orientada a propiciar una mejor gestión de los asuntos que afectan a la convivencia ciudadana y al uso por parte de la ciudadanía  de  los espacios, infraestructuras y recursos públicos, sin que el Gobierno que preside Federico Cabello de Alba haya  actuado al respecto.
El edil socialista no ve justificación a que, transcurridos más de tres meses y celebradas tres reuniones de Junta de Portavoces desde que se aprobó en Pleno poner en marcha la referida Ordenanza, “el gobierno del Partido Popular siga guardando silencio”.
Para Rafael Llamas, “Montilla necesita una profunda reforma en sus Ordenanzas Municipales para recuperar el buen gobierno local que la ciudad exige y, a pesar de ello, el Partido Popular, con el alcalde a la cabeza, miran hacia otro lado en actitud de brazos caídos, dejando que los problemas se enquisten y que los ciudadanos se resignen a una Montilla cada vez más parada”, lo que el concejal del PSOE ha criticado al considerar que “es obligación de un Ayuntamiento que su normativa responda a la realidad que se vive en la calle, que dé respuestas eficaces a los problemas que van surgiendo en el quehacer cotidiano y que dichas normas sean un instrumento para favorecer la convivencia y el bienestar colectivo”.
“Muchos de los problemas con los que muchos ciudadanos vienen al Ayuntamiento pidiendo una solución pueden resolverse con sentido común, con voluntad de trabajo y con firmeza en la toma de decisiones”, ha dicho Rafael Llamas, para quien la necesidad de actualizar la normativa municipal en materia de convivencia ciudadana y uso de espacios públicos y servicios municipales “podría ya estar evitando situaciones  como las recientemente producidas de levantar una calle a las pocas semanas de haberse pavimentado o las quejas de vecinos que tienen que soportar las molestias de pandillas de jóvenes, en muchos casos menores de edad, que se reúnen en locales y viviendas para organizar fiestas privadas”.
Rafael Llamas ha informado de que el grupo municipal socialista “también en este asunto está haciendo su trabajo” y ha estado manteniendo reuniones con todas las juntas directivas de las distintas asociaciones de vecinos de Montilla “para escuchar, recibir propuestas e incorporar en la futura Ordenanza reguladora del buen gobierno municipal las necesidades reales de nuestros vecinos”. En este sentido, Llamas ha instado al alcalde “a que asuma sus responsabilidades y cumpla el mandato que la Corporación le encomendó el pasado mes de enero”.