El Grupo Municipal Socialista en el Ayuntamiento de Montilla ha propuesto que en las Ordenanzas Fiscales del próximo año se apliquen en el Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI) y en las tasas y precios públicos por los servicios municipales “bonificaciones significativas que puedan ser notadas por la mayoría de las familias que viven de un salario, una pensión o que, desgraciadamente, se ven castigadas por el desempleo”.
En estos términos se ha expresado el concejal socialista Rafael Llamas, quien ha adelantado que su grupo municipal “va a trabajar de manera decidida en este sentido para conseguir el consenso entre los grupos progresistas de la Corporación y con la finalidad de que contribuya más el que más tiene y pague menos el que menos tiene, muy al contrario de la política de impuestos que hasta este momento viene imponiendo el Partido Popular allí donde gobierna”.
“Es de justicia que las familias trabajadoras, los pensionistas y quienes están desempleados no soporten la misma carga de impuestos que los que disfrutan de rentas elevadas y son propietarios de varias viviendas”, ha afirmado el concejal del PSOE, que propone una escala de bonificaciones en los tributos municipales más importantes, en función de la renta y las cargas familiares, entre el 90% y el 10% para familias con ingresos anuales inferiores a los 18.000 euros.
Para Rafael Llamas, este sistema de bonificaciones “es más justo, más social y más solidario, ya que una reducción general en décimas de estos tributos, que es lo que propondría el Partido Popular, beneficiaría mucho a los más ricos, que pagarían mucho menos, y seguiría castigando a quienes menos tienen, pues las rebajas serían imperceptibles  y se tendrían que pagar con recortes y deterioro de los servicios públicos”. En este sentido y como ejemplo, Llamas ha ofrecido datos referidos al impacto sobre la provincia de Córdoba de la Reforma Fiscal aprobada recientemente por el Gobierno de Rajoy, “que está siendo vendida como una rebaja de impuestos y, en realidad, el 40% de los declarantes quedan fuera, otro 42% de trabajadores van a pagar más y solo un 18%, correspondiente a declarantes con mayores rentas, van a beneficiarse”.
Especial referencia ha hecho el edil del PSOE a la propuesta socialista de rebajar la tasa de basura, “dado que el actual modelo de gestión, que el Grupo Municipal Socialista impulsó en su momento, está generándole al Ayuntamiento un ahorro anual de más de trescientos mil euros”.  Por este motivo, Llamas ha defendido “articular medidas para que en 2015 el ahorro del Ayuntamiento en este servicio se traslade a un ahorro en los hogares montillanos”.
“Cuando el Partido Popular habla de congelar o bajar impuestos hay que desconfiar porque siempre engaña y solo usa los impuestos como arma electoralista pensando que a los ciudadanos se les compra el voto con unos pocos céntimos para luego castigarlos con recortes en servicios públicos y menos prestaciones sociales”, ha dicho el representante socialista para concluir que “el PSOE no va a permitir más engaños del Partido Popular y defenderá una política municipal de impuestos que dé respuesta a las necesidades que la crisis económica está provocando actualmente en las familias y en tantos trabajadores autónomos de Montilla”.