El perfil del demandante de Vivienda de Protección Oficial (VPO) en Montilla es mayoritariamente el de jóvenes que sobre todo se decantan por el alquiler con opción a compra, según ha informado la alcaldesa de la ciudad, Rosa Lucía Polonio. La regidora ha resaltado esta circunstancia antes de la reunión que ha celebrado junto a la directora general de la Vivienda de la Junta, Victoria Fernández, y el delegado provincial de Obras Públicas, Francisco García Delgado, con los miembros de la Empresa Municipal del Suelo y la Vivienda (Atrium Ulia) para analizar, entre otros temas, los dos meses de funcionamiento del registro. Rosa Lucía Polonio ha adelantado que ya se han recibido 89 solicitudes de demandantes. “De ellas, 61 son de alquiler con opción a compra; 56 de compra; y 15 de alquiler. Si sumamos estas cifras, el número supera las 89 solicitudes, pero es por que ha habido demandantes que han pedido más de una modalidad”, ha aclarado la regidora, quien ha insistido en que, “en concreto, se han registrado 76 solicitudes de jóvenes, seguidas en igual número –ocho- por las de familias numerosas, familias monoparentales y personas con alguna discapacidad”. Rosa Lucía Polonio ha recordado asimismo que “es obligatorio para acceder a una VPO estar inscrito en el registro”.

Tras la alcaldesa, tanto Victoria Fernández como Francisco García han aprovechado para destacar que Montilla es una de las primeras localidades cordobesas que se dotó de este registro, “un instrumento fundamental puesto por la Junta a disposición de los ayuntamientos para que sean éstos los que gestionen algo tan cercano a los ciudadanos como es una demanda de vivienda”, ha puntualizado la directora general. Victoria Fernández ha resaltado que este registro “es muy importante para los ayuntamientos, ya que cuantifica el tipo de vivienda que hace falta y de qué tipología, al fotografiar la demanda existente en cada uno de los municipios. Las familias nos están diciendo que en este momento la opción por la que más se inclinan es la del alquiler, porque es la manera más fácil de acceder a una vivienda y más concretamente el alquiler con opción a compra”, ha incidido, a la par que ha abogado por que “funcione el tridente que debe hacer posible esel acceso a una vivienda; es fundamental que al sector público lo acompañe el sector privado y las entidades financieras para  sostener las promociones y las compras”. La directora general ha incidido en que los datos que arroja el registro también destacan que “ya no son tan necesarias las viviendas amplias, en favor de la vivienda tipo apartamento”.

Rosa Lucía Polonio ha recordado que al Registro Municipal de Demandantes de Vivienda Protegida, ubicado en las dependencias que ocupaba la Policía Local en el edificio consistorial, pueden acceder tanto las personas físicas mayores de edad como las unidades familiares o de convivencia. “Este servicio permanece abierto indefinidamente durante las mañanas de lunes a viernes de 09:00 a 14:30; y también para aquellos que les sea imposible por las mañanas, los miércoles por la tarde de 17:00 a 19:30”, ha resaltado la alcaldesa, quien ha destacado que la documentación necesaria para realizar la inscripción como demandante de VPO es el DNI, el libro de familia o, en su caso, la certificación de inscripción en el registro de parejas de hecho, la declaración de la Renta de todos los integrantes de la unidad familiar mayores de 18 años –si no se tiene obligación de hacerla se presentará la vida laboral y el certificado de ingresos y retenciones de la empresa en la que se trabaja- y, en algunos casos, la fotocopia y original que acredite la pertenencia a un grupo de especial protección según los planes andaluces de vivienda (en este último apartado están incluidas las familias numerosas, las víctimas de la violencia de género y del terrorismo, los emigrantes retornados, las familias monoparentales y las personas con discapacidad). Además, ha puntualizado que los no residentes en Montilla deben presentar documentación que acredite su vinculación laboral a la ciudad. “La elección de las personas que ocuparán una VPO no dependerá de que uno se registre antes o después sino una baremación que se hará según la documentación que se aporte; por lo que no hay prisas para acceder al registro”, ha insistido Rosa Lucía Polonio.

Por su parte, la gerente de Atrium Ulia, Ana Rodríguez, ha indicado que para la baremación se tendrá en cuenta la antigüedad en el padrón y la antigüedad en el registro, “que para todos será la misma durante los tres primeros meses, que concluyen el próximo 20 de marzo”. Ana Rodríguez ha añadido que la puntuación también dependerá de la composición familiar, los ingresos y la pertenencia a algún grupo de especial protección.