El teniente de alcalde de Bienestar Social, Francisco Lucena, y el técnico municipal Antonio Trapero, han presentado hoy el nuevo software que, a partir de mañana, podrán utilizar los usuarios del Servicio Municipal de Deportes para gestionar de manera telemática el control de acceso y pago de los servicios que se ofertan en las instalaciones deportivas.

 

Este nuevo software permitirá gestionar, bien desde el terminal autónomo instalado en el Pabellón Municipal o a través de la web municipal, la compra de entradas a la piscina cubierta o sala fitness, la compra de bonos, tanto por sesiones como por meses para estos servicios, y la reserva y alquiler de las instalaciones. Además el técnico municipal ha añadido que en el terminal autónomo se podrán renovar tanto los cursos de natación como de otras actividades que se ofertan en el Pabellón “algo que también se podrá hacer en la web a partir de enero”.

 

Lucena ha indicado que este software “nos adapta al siglo XXI, permitiendo la racionalización del trabajo de los funcionarios, al tiempo que mejora las posibilidad de acceder al pabellón a todos los usuarios”. El responsable municipal ha indicado que la Ley contempla que a partir de octubre de 2018 no se puedan realizar los pagos en metálico en las instalaciones municipales, “algo que nosotros adelantamos al 31 de mayor. Sólo hasta entonces podrán pagar nuestros usuarios en metálico en estas oficinas, y después tendrá que utilizarse el ingreso en banco, el pago con tarjeta o el pago a través de la web”:

 

La puesta en marcha de este nuevo software “va a mejorar muchísimo los trámites de acceso, registro, inscripciones o alquiler de instalaciones, y ha supuesto un importante esfuerzo de tiempo y trabajo, para poder contar con esta nueva herramienta que ha supuesto una inversión de 8.800 euros”

 

Los usuarios necesitarán contar con un identificador y una contraseña que se dará en las instalaciones del pabellón municipal, aunque en el terminal autónomo, los usuarios podrán utilizar también la tarjeta deportiva que actualmente utilizan para acceder a las instalaciones.