El Ayuntamiento de Montilla ha presentado el proyecto de soterramiento de contenedores a la nueva convocatoria del Fondo Estatal para el Empleo y Sostenibilidad Local (FEIL) después de que el Gobierno haya rechazado financiar con esos fondos la reforma de las naves de Ciatesa o recinto ferial de la avenida de las Camachas, según ha informado la alcaldesa de la ciudad, Rosa Lucía Polonio. “El pasado lunes tuvo lugar el Pleno en el que se aprobó por la Corporación la relación de proyectos. De todos ellos hemos tenido contestación afirmativa, excepto del referido a la adecuación del recinto ferial de la avenida de las Camachas; del que se nos ha comunicado que no es financiable, ya que no cumple con la resolución de la Secretaría de Estado de Política Municipal de 2 de noviembre”, ha puntualizado la regidora, quien ha insistido en que “en ese Pleno también se acordó dejar proyectos en reserva para el caso de que alguna actuación no fuera admitida, y ese primer proyecto reserva era el soterramiento de contenedores, por un importe de 986.757 euros”. La obra incluida en primer lugar en la nueva convocatoria del FEIL, de la que a Montilla le corresponden algo más de 2,5 millones de euros, fue la reforma del Hospital San Juan de Dios, una actuación que, con un montante de 1,5 millones, permitirá crear 50 plazas acogidas a la Ley de Dependencia y favorecerá la creación de unos 20 puestos de trabajo directos y aproximadamente una docena de indirectos.

 

 

Rosa Lucía Polonio ha explicado que el nuevo proyecto, “presentado al FEIL después de dar cumplida cuenta a los portavoces de los grupos políticos de que se nos ha comunicado que no es financiable la mejora en Las Camachas”, consiste en la “instalación necesaria para el soterrado de contenedores de residuos sólidos urbanos, tanto en lo que se refiere a orgánicos y restos como de envases ligeros, adaptando la obra a la tecnología más moderna para la gestión de esos residuos”. La alcaldesa ha insistido en que con el proyecto se pretende además la mejora de la imagen de la ciudad, con la desaparición de los contenedores de plástico, “y también la mejora en la calidad de los servicios, además de facilitar la separación de restos para su posterior tratamiento y reciclaje”. En concreto, según ha informado la regidora, la iniciativa incluye la ubicación de 58 instalaciones repartidas por todo el municipio “donde irían sendos contenedores de 5.000 litros tanto para restos orgánicos como para envases ligeros, intentando cumplir la ratio establecida por la normativa, que es conseguir una distancia máxima de 250 metros lineales desde cualquier vivienda hasta el contenedor”. Rosa Lucía Polonio se mostró convencida de que, al contrario de lo que ha ocurrido con la obra de mejora del recinto ferial de la avenida de Las Camachas, el Gobierno central dará el visto bueno al último proyecto presentado. “En el anexo de los fondos aparece como financiable el tratamiento de residuos y además nos consta que otros municipios han presentado proyectos parecidos”, ha resaltado.