Ezequiel Martínez ha abierto de manera oficial la 62 Fiesta de la Vendimia Montilla-Moriles, con el Pregón que se ha celebrado esta noche en Bodegas Pérez Barquero, en el que se ha centrado en el aspectos socioeconómico de la vendimia, “una actividad que genera mucho empleo en campaña y mano de obra dentro y fuera de campaña”, resaltando el trabajo de las “personas anónimas que hacen posible que el cultivo de la vid y la elaboración de los vinos de Montilla-Moriles sea uno de los motores importantes de la economía de la zona”.

El periodista y escritor, como pregonero de la edición de la Fiesta de este año, se refirió durante su intervención a los vinos Montilla-Moriles como “un valor patrimonial, cultural, social, económico y turístico de la comarca”.

Con un pregón participativo, tocado con elementos poéticos alabando los vinos de la Denominación de Origen, alusiones a la historia de Montilla y su vinculación con el vino y referencias a otros pregoneros que le sucedieron en el cargo, Ezequiel Martínez habló de la importancia a nivel mundial de los vinos producidos en la comarca “pues de no existir los viñedos y los vinos finos y generosos, con su majestad PX a la cabeza, habría que inventarse otra actividad que diera prestigio a la comarca y a los 17 pueblos amparados por la D.O. que dan sentido a la vida rural y a la gente que habita estos pueblos gracias a la vid y al vino”.

La presentación del pregonero corrió a cargo del periodista montillano Manuel Bellido, compañero de Ezequiel Martínez en Canal Sur, a quien correspondió situar al pregonero en el contexto adecuado para entender su pregón y las palabras que posteriormente pronunció el pregonero para ensalzar los caldos elaborado en la comarca.

Como preludio al acto del Pregón, se produjo la coronación de la Vendimiadora Mayor, cargo que este año ha recaído en María del Alba Zafra, que se realizó por el alcalde de Montilla, Rafael Llamas y la Vendimiadora Mayor del año pasado, Marina Sierra.