Federico Cabello de Alba se ha convertido en alcalde de Montilla durante el Pleno de Investidura que ha tenido lugar en el Salón Municipal San Juan de Dios al ser el candidato de la lista más votada en la ciudad en las pasadas elecciones municipales, la del Partido Popular. En dicha sesión constitutiva las cuatro fuerzas políticas presentaron a sus respectivos cabezas de lista para ocupar la Alcaldía, por lo que, tras la pertinente votación, el popular obtuvo ocho apoyos, por seis de la socialista Rosa Lucía Polonio, cinco de Agustín García (IU) y dos de Miguel Bellido (PA). Todos los concejales de la nueva Corporación votaron a sus respectivos candidatos, por lo que no se consiguió la mayoría absoluta del Pleno necesaria para la investidura y prevaleció la segunda opción que prevé la Ley, la del nombramiento de la persona propuesta por la lista más votada en los comicios. De esta forma, Federico Cabello de Alba es el primer regidor del PP en Montilla sucediendo como mandatario municipal a Rosa Lucía Polonio.

El nuevo regidor insistió durante su discurso de investidura en que su mandato estará marcado por “oír a todos” y por “garantizar políticas realizadas bajo los principios de proximidad al ciudadano, austeridad, transparencia en la gestión, racionalización del sector público y la garantía de las políticas sociales”. Para ello, aseguró que tendía la mano a todas las fuerzas políticas de la Corporación municipal. Federico Cabello de Alba hizo especial hincapié en que el principal problema que padece Montilla es “la lacra del desempleo; por ello, como ha venido siendo nuestro compromiso, y lo es ahora ya del alcalde de Montilla, planificaremos y ejecutaremos las políticas necesarias  para en colaboración directa con las administraciones competentes, generar en nuestro pueblo las condiciones socioeconómicas idóneas que permitan y aceleren el desarrollo económico y, por lo tanto, la creación de empleo”.

El alcalde explicó que su mandato tendrá cinco ejes “o prioridades estratégicas”. El primero de ellos será el apoyo y la atención “a nuestros agricultores como pilares del desarrollo de Montilla”. El segundo eje fundamental de su gestión, según indicó, será “el impulso de la recuperación socioeconómica de Montilla” a través del apoyo a los autónomos y a las pequeñas y medianas empresas. “En este punto, adoptaremos medidas pedagógicas concretas para fomentar la vocación emprendedora de nuestros jóvenes, con ayudas directas y poniendo la Administración de manera muy comprometida al servicio de la generación de empleo”, resaltó sin olvidar que “en este capítulo merece especial atención el comercio montillano, referente durante décadas en la provincia, y al que ayudaremos para recuperar el protagonismo perdido”.

Como tercer eje de acción política destacó el impulso a la industria. “Facilitaremos el desarrollo de nuestra industria agroalimentaria y haremos una labor de captación de otras industrias a las que les pueda interesar nuestra situación estratégica privilegiada en el corazón de Andalucía”, dijo. El cuarto eje de gestión será “el apoyo decidido a Montilla” como centro de desarrollo en el sector logístico, “impulsando la utilización de infraestructuras que en la actualidad carecen de aprovechamiento económico”; y el quinto eje de acción lo constituirá el reforzamiento del sector turístico montillano llevando la propuesta local “a todos los rincones del mundo”. El regidor no olvidó reseñar que su equipo de gobierno llevará a cabo una política social “que nos permita ofrecer oportunidades a nuestros jóvenes, avanzar desde la igualdad en la incorporación plena y justa de la mujer y seguir atendiendo a los más desfavorecidos ofreciéndoles horizontes de autonomía personal”.

Antes que él, tomaron la palabra los cabezas de lista de cada una del resto de formaciones políticas, mientras que por el PP hizo lo propio José Repiso. Así, el andalucista Miguel Bellido ofreció al alcalde “nuestro compromiso de trabajo y apoyo a las distintas políticas que rescaten a nuestro pueblo del futuro complicado al que se enfrenta por la crisis”; mientras que Agustín García (IU) insistió en que su grupo colaborará “por el objetivo común de conseguir lo mejor para nuestro pueblo” para lo que no olvidó reseñar que “seremos exigentes con las expectativas que el PP ha generado durante su campaña electoral” y “trabajaremos para que sean una realidad proyectos que siempre hemos defendido como el polígono del Cigarral, la Ronda Norte, el Mercado de Abastos o el enlace de la autovía”.

Por su parte, la socialista Rosa Lucía Polonio, quien tuvo un reconocimiento para el trabajo de su equipo de gobierno “y del resto de concejales y concejalas que han formado parte de la anterior Corporación”, destacó que la labor del PSOE en la oposición será la de “trabajar por los montillanos y montillanas, a quienes somos y seremos leales, y que tendrán siempre abiertas las puertas de nuestra oficina municipal para lo que necesiten; queremos poner a disposición de todos los montillanos y montillanas, sea cual sea su ideología política, el tiempo de los concejales y concejalas socialistas y queremos ser fieles representantes de los intereses generales de toda la ciudadanía”. Rosa Lucía Polonio resaltó que “nos comprometemos a hacer una leal oposición” y “esta lealtad a los ciudadanos nos hará exigir el cumplimiento de todos los compromisos realizados por el PP durante la campaña electoral que supongan un avance y sean buenos para Montilla, luchando por que se hagan realidad los que nosotros hemos defendido y que estamos convencidos de que contribuirán al desarrollo de nuestra ciudad”.

Mientras, José Repiso destacó el trabajo realizado por las anteriores corporaciones municipales e insistió en que “igual de importantes para nosotros son los más de 5.000 sufragios que hemos recibido que los que no han depositado su confianza en nuestro proyecto”, afirmación que acompañó parafraseando al ex alcalde de IU Antonio Carpio, “quien dijo en 1999, al conseguir unos resultados históricos para su formación, que hay que saber asumir las derrotas, pero más importante aún es saber administrar las victorias”. El concejal popular tuvo un recuerdo para aquellos que lucharon por la democracia en tiempos de la dictadura desde todos los ángulos ideológicos y concluyó reseñando que “vienen tiempos de humildad, de diálogo, de moderación; sabremos trabajar con esas coordenadas, pero igualmente, vienen tiempos de integridad, de claridad y de responsabilidad; somos un equipo de gobierno y gobernar significa tomar decisiones, asumir lo bueno y lo malo y ese es nuestro compromiso para llevar a Montilla al futuro que se merece”.