Francisco Poyato alude al “vino de la vida” en su pregón de la Fiesta de la Vendimia

Nov 16, 2015

La 57 Fiesta de la Vendimia Montilla-Moriles ya es una realidad. El periodista Francisco Poyato, ayudado por el “inmejorable” marco de las Bodegas Pérez-Barquero, fue el encargado de pregonar una fiesta que hoy sábado continúa al mediodía con la jornadas de puertas abiertas en bodegas y lagares y con el relevo del Capataz de Honor en el Castillo del Gran Capitán a partir de las 22.00 horas.


En la apertura de su pregón, el periodista egrabense se valió de Borges para presentar al vino como “el que fluye a lo largo de las generaciones como el río del tiempo”. Fue el prólogo de un texto titulado “el vino de la vida”, en el que se mezclaron algunos recuerdos personales con referencias históricas en las que el vino siempre estuvo presente.


“El vino que abate fronteras de fanatismos religiosos. El vino que reconquistó Al-Ándalus antes que el propio Fernando El Santo. El vino que enamora. El que hermosea en la sinuosa ladera de la belleza morena. El vino del duende y el quejío. El vino del pellizco y la musa del arte. El vino de la infinita dulzura. El que embelesa los manjares y reina en la mesa, ufano, altanero, imponiendo la ley de sus seis sentidos… aroma, gusto, tacto, color, quietud… y alma”, senteció el pregonero.

pregonPresentado por el auditor montillano José Luque Velasco, el director del ABC Córdoba citó una frase de Ortega y Gasset –“el vino era un dios antes de ser un problema administrativo”- para buscar el compromiso del sector vitivinícola ante un futuro de esperanza siempre “desde la calidad”. En su paseo por la “Montilla avilista del Gran Capitán”, Poyato evocó “una memoria colectiva” en la que “hay quien se acuerda del Niño los Cabos. De la guitarra que sonaba en el Bar Terraza. De los vinos de Casa Juanito. De Ca’Palop y su parra de escudo y sombra para jóvenes y cazadores. Del trago a escondidas en el Estanco de Marcos Salas o el de Joseíto Romero…”.


Un brindis a cargo del pregonero y los representantes de las instituciones organizadoras –Federico Cabello de Alba, como alcalde de Montilla; Valle Ríos, como Hermana Mayor de la Hermandad de la Virgen de las Viñas; y Enrique Garrido, como director-gerente del Consejo Regulador de la D.O. Montilla-Moriles- ponía el cierre a una velada que arrancó con la música del Coro Rociero de Belén y con la coronación de la Vendimiadora Mayor, Lourdes López, y su corte de damas de honor formada por Cristina Luque, Nuria Sánchez, Laura Delgado, Laura Carmona, Carmen Salamanca y Vanesa de la Santa Cruz.

 

coro