La alcaldesa de Montilla, Rosa Lucía Polonio, ha insistido en que la nueva estación enológica de la ciudad “contribuirá a mantener la calidad de nuestros vinos y a seguir investigando para mejorarlos aún más”. La regidora ha acompañado a la consejera de Agricultura, Clara Aguilera, en la inauguración de estás instalaciones que han supuesto una inversión de más de 1,2 millones de euros. En ese acto, Rosa Lucía Polonio ha indicado que “se trata de una infraestructura importantísima, un espaldarazo definitivo al reconocimiento de nuestros vinos y a la labor que se está llevando aquí a cabo por parte de los empresarios dedicados a la producción y comercialización de nuestros caldos; y que viene a sumarse a la inmejorable noticia del reconocimiento por parte de la Unión Europea de la especifidad de nuestros vinos, algo que venimos demandando desde hace mucho tiempo”. La alcaldesa ha añadido que “esta estación enológica que se inaugura hoy garantiza seguir avanzando en el conocimiento y la investigación de nuestros vinos para sacar lo mejor de ellos”.

En parecidos términos se ha pronunciado la consejera, quien ha incidido en que “estas modernas instalaciones convierten a la estación enológica en un referente de la innovación y la investigación vitivinícola en la provincia de Córdoba”. Clara Aguilera ha detallado que, a sus habituales líneas de trabajo, la estación enológica de Montilla incorporará otras nuevas “con el objetivo de seguir dando respuesta a las necesidades del sector vitivinícola de la comarca, que en los últimos años ha venido experimentando importantes cambios, con bodegas que han empezado a producir y comercializar vinos tintos, rosados y blancos jóvenes, de gran aceptación en los mercados”. Así, se empezará a trabajar en la vinificación en tinto con las variedades syrah y merlot para la caracterización de todos los caldos producidos en el marco de Montilla-Moriles, y en la elaboración y crianza de vinagres.

El trabajo de este centro se completará con las investigaciones que tradicionalmente se han venido realizando para la obtención de mostros frescos de la variedad pedro ximénez para finos y la selección de botas para la producción de vino amontillado. Asimismo, se trabajará en la obtención de vino dulce pedro ximénez para fermentación parcial de uvas pasas de una pequeña pasera ubicada en los terrenos del propio centro y se realizarán trabajos con variedades de uvas blancas (como verdejo o chardonnay).

Las obras de la nueva estación enológica, que ocupa un espacio de más de 750 metros cuadrados, han consistido en la construcción de una bodega para vinos tintos, sala de embotellado, sala de degustación y cata, y almacén. En otra nave se ha ubicado una cámara frigorífica, una pequeña bodega para la elaboración de vinagre y un almacén de equipos. Asimismo, en el tejado de este centro se han instalado 273 módulos de placas fotovoltaicas, que ocupan 312,9 metros cuadrados y que cubrirán sus necesidades energéticas.

Tanto la alcaldesa como la consejera han destacado que la estación enológica de Montilla se ubica en una de las zonas de producción vitivinícola más representativas de Andalucía, la comarca de la Denominación de Origen Montilla-Moriles, de la que no han olvidado reseñar el reconocimiento por parte de la Unión Europea del rasgo más distintivo de su vino fino, “el de que su crianza se realiza sin necesidad de añadir alcohol, ya que los azúcares de la variedad de uva propia permiten la fermentación del mosto de manera gradual y natural, hasta alcanzar la graduación necesaria”, ha apostillado Rosa Lucía Polonio.