La Corporación municipal montillana ha aprobado una subida media del 2% para las ordenanzas fiscales correspondientes al año 2011. La propuesta llevada a Pleno por el equipo de gobierno socialista ha contado con el apoyo de IU y el PA, mientras que el PP ha votado en contra defendiendo la congelación de los impuestos. El teniente de alcalde de Hacienda, Antonio Millán, destacó durante la sesión plenaria que ese 2% “es un porcentaje que se queda por debajo del IPC correspondiente al pasado mes de septiembre y, por tanto, será aún menor que el IPC con que concluiremos 2010”. Antonio Millán insistió en que “ya congelamos los impuestos de este año, por lo que se hace necesaria esa pequeña subida del 2% para poder seguir prestando los mismos servicios que hasta el momento se prestan y con la misma calidad”, algo que también reiteró la alcaldesa, Rosa Lucía Polonio.

El teniente de alcalde de Hacienda detalló que el IBI de Rústica crecerá un 0,7%, el IBI de Urbana un 2%, al igual que el impuesto de construcciones y el que grava el incremento del valor de los terrenos (plusvalía), y el Impuesto de Vehículos de Tracción Mecánica (IVTM) se incrementará un 1,83%. Además, se pagará un 10% más por la recogida de la basura. “Ese incremento del precio de la recogida de la basura nos viene impuesto por Epremasa [Empresa Provincial de Residuos y Medio Ambiente (de la Diputación)], que es la empresa que nos presta el servicio. El pasado año, Epremasa nos propuso una subida del 14% y nosotros congelamos el precio de la recogida de la basura, por lo que esa diferencia de dinero salió de las arcas municipales; si las volviésemos a congelar, en dos años tendríamos que pagar un 24% más de lo que se recauda, por lo que nos veríamos obligados a mermar la prestación de otros servicios”, indicó Antonio Millán.

 


También supera el porcentaje de media aprobado para los impuestos y tasas municipales el correspondiente al recibo del agua, que crecerá un 4%. Respecto a éste, el teniente de alcalde matizó que “se congelan las tasas de depuración y alcantarillado y sólo sube la de abastecimiento; que también se congeló para este año”. “El Ayuntamiento ya hizo un esfuerzo bastante importante al no subir los impuestos en un momento en el que estamos viendo nuestra capacidad económica mermada por el incremento de los precios que se nos cobran y por los menores ingresos que nos llegan desde otras administraciones”, insistió el teniente de alcalde de Hacienda.

Entre otras, también experimentarán esa subida media del 2% las tasas correspondientes a la concesión de licencias urbanísticas, la relativa a la apertura de establecimientos, aquella que grava las cocheras y estacionamientos, el servicio de mercado de abastos y el servicio de cementerios.

“No hemos congelado las ordenanzas por responsabilidad; quedaría muy bien electoralistamente, pero el único objetivo que mueve al equipo de gobierno es el de mantener la prestación de los servicios con la máxima calidad posible y eso será posible con esta subida inferior al IPC”, destacó Rosa Lucía Polonio.