El alcalde del Ayuntamiento de Montilla, Federico Cabello de Alba, y el gerente de Clece Córdoba, Luis Cruz, han suscrito un convenio de colaboración para que dicha empresa, adjudicataria de la limpieza de las instalaciones deportivas municipales, atienda los informes de los Servicios Sociales en sus contrataciones laborales.

Hasta el momento de la adjudicación del servicio, el propio Consistorio asumía directamente la limpieza de las dependencias con personal eventual que se contrataba previo informe de los técnicos de Servicios Sociales, que establecía un orden de preferencia en base a criterios de desempleo, económicos y familiares de las personas candidatas. “Con este convenio, se mantiene esa selección social que siempre ha caracterizado este servicio”, detalló el alcalde.

Cabello de Alba reconoció que “no siempre se encuentra esta disposición en las empresas”, por lo que agradeció a Clece “su extraordinaria sensibilidad al atender una petición nuestra que es importante mantener en estos momentos”. Según adelantó el regidor, la empresa adjudicataria establecerá una comunicación permanente con el Servicio Municipal de Deportes para que dé su opinión sobre el trabajo realizado por el personal de limpieza con el fin de asegurar que se presta un servicio de limpieza de calidad.

El protocolo estipulado por el convenio dispone que los Servicios Sociales, tras una primera preselección, remitirán el listado de candidatos a la empresa para la realización de entrevistas de trabajo, de cuyo resultado dependerá el orden de las contrataciones, que serán de tres meses de duración, prorrogables por ese mismo periodo, como máximo. En estos momentos, el servicio emplea a seis trabajadores.

El gerente de Clece afirmó que “nuestro objetivo es mejorar la calidad de la limpieza que hasta ahora se venía prestando y si además podemos colaborar con el Ayuntamiento abriendo esta especie de bolsa de empleo con criterios sociales, mucho mejor”.

Este acuerdo se pone en marcha dos meses después de la adjudicación de la limpieza de las instalaciones deportivas municipales en lo que fue la primera licitación de este servicio por parte del Ayuntamiento, una operación que supone para las arcas municipales un ahorro anual, según cifró el alcalde, de 35.000 euros. El Consistorio ya anuncia que se trabaja en un pliego de contratación similar para la limpieza de los centros escolares.