Alrededor de 300 alumnos de Primaria y Secundaria de los ocho colegios de Montilla han pasado desde ayer por la Escuela de Reciclaje, un proyecto educativo promovido por diferentes asociaciones sin ánimo de lucro con la que ha colaborado el Ayuntamiento de Montilla para su estancia en la localidad.

El proyecto Escuela de Reciclaje pretende sensibilizar al alumnado y la comunidad educativa sobre la correcta separa¬ción en origen de residuos habituales en el ámbito escolar y doméstico con los que están menos familiarizados, como bombillas, pilas, móviles, ordenadores, juguetes, o electrodomésticos. Además, esta iniciativa facilita recursos educativos al profesorado y alumnado que permitan trabajar la importancia del reciclaje de estos residuos y hacer extensiva la interven¬ción educativa a otros aspectos curriculares de interés como el respeto y cuidado del entorno.

La Escuela de Reciclaje Se propone una metodología centrada en el aprendizaje activo por parte del alumnado, estimulando su curiosidad, imaginación y experiencias y procurando un acercamiento afectivo a la temática, que desarrolle el respeto y el cuidado del planeta. Para ello, dispone de un aula móvil, por la que han pasado alrededor de 300 escolares durante dos días, además de un material educativo especial para docentes, con propuestas de actuaciones de trabajo para el profesorado de forma posterior a la visita.

La concejala de Medio Ambiente, Ana Belén Feria, ha remarcado durante la visita al aula móvil “la importancia de educar en este tipo de cuestiones a la población escolar, que tienen un gran papel en la mejora de nuestro entorno mediante la incorporación de pequeños hábitos, como la correcta separación de residuos que facilite su reciclado”. Feria ha añadido que “a la concienciación y reflexión hay que unirle la necesidad de depositar estos residuos en los los lugares oportunos, como paso imprescindible para su reciclaje”.
Este proyecto educativo es parte del compromiso adquirido por las asociaciones AMBILAMP, ECOPILAS, RECYCLIA y TRAGAMÓVIL para facilitar y fomentar la recogida y reciclaje de residuos habituales como bombillas, pilas, móviles, ordenadores, juguetes, electrodomésticos…