La Fiesta del Vino y la Tapa de Montilla, evento con el que se pone fin a la programación de la Fiesta de la Vendimia,  ha cerrado su novena edición con un incremento en el volumen de ventas del 60%, según ha dado a conocer el teniente de alcalde de Promoción y Desarrollo Económico, José Manuel Lucena, quien ha confirmado que “los ingresos durante los tres días de la actividad rondan los 30.000 euros”.

El Ayuntamiento montillano también hace un balance “muy positivo” de la asistencia a la fiesta con una estimación de 10.000 personas las que han pasado por el Paseo de las Mercedes durante el último fin de semana. Según los datos ofrecidos, las noches del viernes y el sábado, coincidiendo con los conciertos programados, fueron los momentos de mayor afluencia y de mayores ventas para las nueve bodegas y siete restaurantes participantes.

En su valoración de las cifras registradas por la Fiesta del Vino y la Tapa, José Manuel Lucena se ha mostrado satisfecho por las novedades que se han ido introduciendo en esta actividad a lo largo de los últimos años. “Conviene recordar que hace tres años esta fiesta en otra ubicación no pasaba de 8.000 euros en ventas y ahora casi cuadriplica esos resultados con una proyección enorme por delante, no sólo como actividad visitada por los montillanos sino también como evento turístico, como hemos podido comprobar este año”.  

En este sentido, el concejal montillano también ha querido recordar “la rentabilidad que nos ofrece esta fiesta, puesto que a los mayores ingresos hay que unir que los gastos para el Ayuntamiento se han venido reduciendo al optar para el montaje por recursos propios y no esas carpas que había que alquilar para los tres días”. Por último, Lucena ha agradecido la colaboración y la profesionalidad de las empresas participantes.