El delegado de Agricultura de la Junta de Andalucía en Córdoba, Francisco Zurera, ha destacado las “grandes posibilidades que van a tener los vinagres de Montilla-Moriles para ganar mercados, por su alta calidad”. El delegado provincial ha realizado esta afirmación en el marco de la jornada denominada ‘Innovaciones tecnológicas en el sector del vinagre de vino’, que se ha celebrado en el Centro Contemporáneo de Arte y Vino (Envidarte), cedido por el Ayuntamiento de Montilla para la ocasión. “Se trata de un encuentro importante para el sector de nuestra zona dado que Montilla-Moriles contará en breve con una denominación de origen del vinagre, que será la tercera de España tras la de Jerez y la del Condado de Huelva”, ha puntualizado el teniente de alcalde responsable de Agricultura en el Ayuntamiento montillano, Miguel Navarro.

Francisco Zurera ha insistido en que, con el nuevo marco, las bodegas e industriales de Montilla-Moriles van a tener la posibilidad de diversificar aún más su producción, “lo que tendrá una repercusión muy importante tanto en los caldos como en la viticultura de la zona”. El delegado provincial ha recordado que “en sólo unas semanas tendremos aprobado ya el reglamento con el que echará a andar esta nueva denominación, puesta en marcha que se ha retrasado a la espera de que Bruselas aprobara la especificidad de los vinos de Montilla-Moriles”, y ha añadido que “la demora en ese reconocimiento es lo que ha frenado tantas veces a la denominación de origen del vinagre”.

La jornada celebrada en Envidarte ha estado organizada por el Instituto de Formación Agraria y Pesquera de Andalucía (Ifapa). El presidente del Instituto, Francisco Javier de las Nieves, ha resaltado que los trabajos que se están llevando a cabo en centros como el Ifapa de Cabra son muy importantes para el sector. “Desde hace ya bastantes años, no sólo estamos trabajando en la generación de vinagre ecológico, sino también en otro tipo de vinagres a través de fruto; por ejemplo, el de membrillo, que ya está comercializado en sus dos variedades, dulce y seco”, ha puntualizado el  presidente del Ifapa. Francisco Javier de las Nievas ha indicado asimismo que la jornada está encuadrada “dentro de nuestro proyecto de investigación de transferencia y de formación, en este caso dedicado a la vid y el vino, que tiene un presupuesto de 380.000 euros y que se desarrollará hasta 2013”. El presidente del Ifapa ha hecho especial hincapié en que “con este programa, lo que se intenta es modernizar al sector y hacerlo más competitivo; concretamente, en este caso se persigue, dentro del marco de Montilla-Moriles, conseguir vinagres de máxima calidad que además sean más competitivos aún en los mercados”.