El Ayuntamiento de Montilla ya dispone de presupuesto para 2010. El equipo de gobierno socialista sacó adelante en Pleno unas cuentas de 16,5 millones de euros, “lo que supone un 10,95% menos respecto a los 18,6 millones de euros del de 2009”, según puntualizó en la sesión el teniente de alcalde de Hacienda y Recursos Humanos, Antonio Millán. “Ese descenso en el proyecto de presupuestos para 2010 es fruto de la situación económica que estamos atravesando a nivel mundial y a la que no son ajenos los ayuntamientos españoles, situación a la que se une la falta de financiación local”, incidió Antonio Millán, quien puntualizó que “ese decrecimiento de casi el 11% se debe, por un lado, a que prevemos recibir un 20,45% menos que el año pasado de fondos provenientes de la participación en los tributos del Estado y, por otro, a los ingresos procedentes de los impuestos municipales indirectos, que se han congelado tras aprobarlo la Corporación montillana y que serán un 19,7% menores que los de 2009”. El concejal de Hacienda y Recursos Humanos aseguró que estos porcentajes se traducen en que el Ayuntamiento percibirá 1,2 millones de euros menos provenientes de los tributos del Estado y 187.261 euros menos por los impuestos indirectos. Tanto el PP como IU se abstuvieron a la hora de votar esas cuentas presentadas por el equipo de gobierno socialista, mientras que el PA las rechazó “al no haberse contemplado ni una sola de las enmiendas que hemos propuesto”, según relató el portavoz andalucista, Francisco Raigón. Tanto su homólogo popular, José Repiso, como el también portavoz de IU, Agustín García Romero, aseguraron que las respectivas abstenciones de sus grupos se debían a que “debemos favorecer que Montilla tenga presupuestos”, sin olvidar acusar al PSOE de mal gestor.

“Este déficit en los ingresos municipales nos ha llevado a tomar la decisión de proponer a los grupos la refinanciación de la deuda para conseguir un presupuesto compensado tanto en los ingresos como en los gastos; o lo que es lo mismo, posponer el pago o amortización de deuda que vencía en 2010 para años siguientes, algo para lo que necesitamos la mayoría absoluta del plenario. Si no se refinancian los préstamos, tendremos que prorrogar el presupuesto de 2009”, recordó Antonio Millán durante el Pleno. Por ello, antes de acometer la aprobación de las cuentas, los grupos políticos tuvieron que decir sí o no a esa refinanciación. El PP dio su voto afirmativo con un “no vamos a ser los responsables de que el PSOE nos acuse de que no puede gobernar”, mientras que IU se negó a pronunciarse al respecto aduciendo que ese punto no había sido incluido en el orden del día “y si lo aprobamos podemos incurrir en una ilegalidad” sentenció Agustín García Romero –a efectos legales se trató de una abstención-. El PA, por su parte, también se abstuvo relacionando la refinanciación con una gestión “falta de eficacia y de eficiencia”, según Francisco Raigón.

El responsable municipal de Hacienda detalló que las inversiones, “se reducen en un millón de euros con respecto al año 2009”, contemplando partidas para la conclusión de la segunda fase de ejecución de las obras de rehabilitación del Castillo de Montilla (447.000 euros), el proyecto de urbanización del polígono El Cigarral (177.000 euros), la ejecución de la Ronda Norte ( 256.000 euros), diferentes urbanizaciones de unidades de actuación (360.000 euros), obras Profea (350.000 euros), el mantenimiento de los servicios (unos 145.000 euros), un taller de empleo (30.000 euros), la conclusión del centro Envidarte (20.000 euros), la recuperación de rincones históricos de interés turístico (25.000 euros) y una transferencia de 77.000 euros a la Asociación de Familiares de Enfermos de Alzheimer de Montilla (AFAMO), entre otras actuaciones. “En total, las inversiones se repartirán dos millones de euros”, matizó el edil de Hacienda.