La Unidad de Reserva de la Guardia Civil refuerza este año el dispositivo de seguridad preparado por el Ayuntamiento de Montilla para la Feria de El Santo, según ha anunciado el alcalde de la ciudad, Federico Cabello de Alba. Esta agrupación del instituto armado, especialista en orden y protección, se sumará a los integrantes del Puesto de Montilla y a patrullas de guardias civiles de otros municipios vecinos, así como a una treintena de agentes de la Policía Local, en esa labor de garantizar la seguridad durante las fiestas que se desarrollan en Montilla desde el 13 al 17 de julio en honor a San Francisco Solano.

“La tarea de vigilancia de los 30 agentes de la Policía Local estará más centrada en el recinto ferial, mientras que la de los agentes de la Guardia Civil se desarrollará por el perímetro de la ciudad y por todo el casco urbano”, ha indicado el alcalde. El regidor ha destacado además que “esa labor de vigilancia de la Policía Local y de la Guardia Civil estará compuesta por un mayor número de agentes durante los días de más afluencia de personas a la Feria; el viernes y sábado”.

Federico Cabello de Alba ha informado asimismo de que la Agrupación Local de Protección Civil también forma parte del dispositivo, así como Cruz Roja y los bomberos del Consorcio Provincial de Extinción de Incendios de la Diputación. “Una decena de voluntarios de Protección Civil trabajarán diariamente en el recinto ferial, así como tres voluntarios de la Cruz Roja, que dispondrán de una ambulancia, y un retén de bomberos”, ha adelantado el alcalde, quien ha insistido en que “los bomberos contarán además durante los fuegos artificiales con una ambulancia medicalizada por si hubiera algún tipo de problema”.

La Feria de El Santo comenzó este año a las 14:00 del 13 de julio con la inauguración en el Patio del Ayuntamiento de la Feria de Día, que cuenta en esta ocasión con 11 casetas, cuatro más que la edición de 2010. En concreto, las 11 casetas son las de la Hermandad de la Juventud, instalada en La Plazuela; la Hermandad del Sagrado Descendimiento, en la Plaza de Abastos –que contará con distintas actuaciones a diario-; el Zacatecas, en la calle San Juan  de Ávila; El Preso, en la calle San Fernando; La Misericordia, en su casa de hermandad (en el Llanete de la Cruz); La Humildad, en el callejón de la calle Corredera; El Dulcenombre, en La Corredera; la Asociación Fuego Latino, en el Paseo de Cervantes; el PSOE, en la calle Escuelas; el Café Bar El Dilema, en Dámaso Delgado; y La Santa Cena, en la calle Capitán Alonso de Vargas.

Otra de esas novedades fue que el pregón no tuvo lugar en el balcón del Ayuntamiento, como venía siendo habitual, sino que se realizó en la nave central  del Paseo de las Mercedes. El pregonero ha sido el exfutbolista montillano Juan Antonio González Ureña, quien desarrolló su labor como jugador en el Real Betis Balompié, club al que sigue ligado como integrante de su staff técnico. Asimismo, el pasacalles inaugural, en lugar de comenzar en San Juan de Dios, partió del Centro de Adultos. El recinto ferial dispone de siete casetas: Asociación Fuego Latino, Munda, Asociación Central Punk, Bora-Bora, Izquierda Unida, El Pequeño Buda y la Asociación Carnavalesca Pudencio Molina.

Tal y como ya avanzó la concejal de Festejos, Cristina Alguacil, las fiestas en honor a San Francisco Solano disponen este año de un día menos de celebración y de una reducción en su presupuesto del 40% con respecto a la de 2010, tras las medidas de austeridad puestas en marcha por el Ayuntamiento. “Esa obligada austeridad que nos impone la especial circunstancia económica y la solidaridad con los montillanos que peor lo están pasando, nos ha obligado a suspender de forma puntual, entre otras actividades, la recepción que por parte del Ayuntamiento se ofrecía a los trabajadores del mismo en la Feria del Santo”, ha resaltado asimismo el alcalde.